"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

lunes, 30 de marzo de 2009

PALABRAS



PALABRAS

Respira un sublime y divino mundo construido a base de sentimiento y arte, justo en el centro del corazón de los libros, es el mundo de las palabras, la magia hecha realidad, todo un mundo de palabras diferentes que debes excavar con la mirada de tus ojos para poder apreciar todo su esplendor.

Al rebuscar entre las paredes sordas de mi estantería, alenté ese espíritu dormido de lectura que me comía por dentro. El placer de averiguar nuevas palabras me ha introducido en una realidad nueva de palabras sin fin, de libros con voz, de frases con alma, de palabras con sentido, y ahora me niego a que las palabras que descansaban a mi alrededor continúen mezclándose entre el polvo diario y el abandono invulnerable al tiempo.

Así que os voy a mostrar solo una parte del encanto de todas las palabras que he ido encontrando en mi camino en los últimos tiempos, y os puedo decir que
existen palabras de todo tipo y para todos los gustos, que
existen palabras para diferentes objetivos
y otras para contar lo mismo, unas amantes de la flexibilidad y otras cerradas dentro del pensamiento de una mente sin puertas, y dependiendo de los límites de tu curiosidad, podrás averiguar más o menos palabras. Eso lo decides tu.

Existen palabras vivas, palabras hechas para vivir, y palabras tristes para definir la muerte,
palabras para que hable el amor y para que calle la desilusión,
palabras hechas con inteligencia y otras para plasmar la ignorancia,
palabras que vuelan, que se recrean, que burlan el desatino, y al destino,
palabras que inventan historias y que animan a la imaginación,
que visitan los cuentos, que conquistan los libros, que viven en hojas,
en mentes o en labios, y palabras que se las lleva el viento, porque queremos, porque hay palabras que nacieron para ser olvidadas, marginadas, o simplemente porque no interesan nada.

Existen
Palabras para inventar miedos, y palabras para que prospere tu fortaleza interior,.
Palabras que se venden a la mentira, y palabras que luchan por la verdad.
Palabras que enfrentan los ojos, y palabras que unen los pueblos,
Palabras que no te dejan dormir, que saltan sin vergüenza al interior de tu retina.
Palabras para imaginar el sexo, para disfrutar de su imaginación, palabras que ante dos cuerpos desnudos callan y esperan su turno, y palabras sabias que conocen el momento idóneo de hablar, palabras bellas como la espuma del mar y palabras horribles que en este texto ahora mismo no pintan nada.

Palabras, bonito espejo del alma,
precioso cantar de tu mente,
Palabras, bello resurgir de la esencia del pensamiento.


Palabras que enseñan a gritar y otras que obligan a callar.
palabras contra la fuerza y palabras que se imponen a la fuerza.
Palabras que incitan a leer y palabras que se ocultan para que no las puedas ver, palabras que desatan una rabia incontrolable y palabras que provocan una rabia reflexiva y justa.

Palabras sabias, para narrar historias, para contar cuentos, para crear poesía, para resaltar la hermosura donde reina la nada. Palabras para enseñar el perdón donde baila el error, para expresar emociones que nos comen y nos tuercen, para llorar sentimientos y contarlos como pintados en lienzos, ese es el mundo mágico de las palabras, el mundo que anhelo descubrir.

Existen palabras para conquistar un amor, para estremecer el corazón, para hacerlo invencible y llenarlo de esperanza visible.
Existen palabras para creer en la felicidad y palabras para comprender las penas, palabras que te sumergen en la tristeza y palabras que te empujan a la euforia, palabras de las que bebes y palabras de las que te escondes, palabras que te hacen sangrar y palabras que te matan de alegría.

Palabras para comprender la música, para darle voz y forma, para provocar la censura. Hay palabras que corren por libros, en Internet, en hojas sueltas, palabras que corren por los labios, que esperan saltar como de un trampolín buscando la libertad en el aire que nos rodea, y existen palabras para hacer volar cartas, unas veces de amor, otras tantas de amistad, palabras para hacer realidad la comunicación, para diferenciarnos de los animales, para disfrutar de ellas como animales, palabras para disfrutar. Palabras, qué gran invento, parece que tienen vida propia, eso no lo se, lo que es cierto es que no tienen fin.

Palabras que importan y palabras que se pierden sin recuerdo alguno, pero siempre palabras, sana adicción por conocer nuevas palabras, por asombrarse del conocimiento de nuevas palabras, por estrecharle la mano a nuevas palabras que llegan sin avisar, que no sabes si ya existían o si son inventadas, palabras que suenan y palabras que copias, palabras que se retuercen porque las nombran mal, otras que no gritan pues pretenden dormir en el eterno anonimato y otras que se aburren de repetirse una y otra vez.

Palabras para conectar las voces, para darles vida y darle un cuerpo vivo, pero también palabras para claudicar gargantas, para desconectarlas del sentido y para empujarlas al suicidio, palabras que se ahogan amontonadas presas del miedo a las consecuencias, son palabras que callan, pero que tarde o temprano hablarán, y para defenderlas, palabras que conectan con puños alzados, señalando al cielo, dando libertad a las palabras..

Palabras que suenan por primera vez, otras que asombran por su frescura, y la mayoría que alumbran, sin más, la belleza de todas sus diferentes formas.
Palabras que aguardan ser descubiertas, que duermen en libros complejos en librerías o estanterías, palabras que desconocemos y que no quieren dormir siempre en la soledad, que quieren saltar hasta los labios de tu conocimiento para poder gritar con libertad que ellas viven y dan vida a la comunicación.

Palabras que paran en estaciones diferentes,
de dueños diferentes,
palabras que nacen de mentes exigentes
que presumen de cultura
y de don de gentes
Palabras para recordar lejanas conversaciones,
para que nazcan nuevos diálogos,
nuevos amigos,
y palabras que se aburren en monólogos solitarios
de aquellos que se hablan a ellos mismos.



Las palabras son como el tacto de dos gotas de agua,
como el ruido de la lluvia sobre tu persiana,
que gusta disfrutar de su sonido,
que deseas no acabe nunca,
que gusta sentir el suave tacto de su compañía,
que deseas te abrace con ternura.
y que vienen y se van,
y que nacen y con el paso de los siglos mueren,
o mejor dicho, se transforman,
Palabras que están hechas simplemente para que tu las leas,
para que tu les des vida, eso es lo que quieren,
vivir.
Y tienen vida propia, las puedes ver cómo
dudan tras su signo de interrogación,
todas ellas vivas,
y como gritan tras su signo de exclamación,
todas ellas llenas de admiración.

Para finalizar quiero comentar que existen
Palabras para acelerar el cerebro, y palabras que duermen el alma.
Palabras que mienten desde la religión, y palabras que resisten a la mentira.
Palabras que desatascan el silencio, y palabras que te dejan mudo.

Palabras que retroceden la codicia, que encienden la llama, que anima la lucha,
que encienden los puños, que gritan libres, palabras de amor y palabras de libertad, o mejor dicho palabras de amor a la libertad.
Palabras para hacer una parada en la paciencia, un descanso en la calma, que calle el estrés y todo lo que ante sus ojos estalla.

Palabras de luz variada, que se cuelan en la música, que enterraron el cine mudo, que se niegan a ser silenciadas y que se reconstruyen a si mismas ante el avance del tiempo.

Palabras de todas las lenguas, de todos los acentos, palabras para demostrar al mundo que la única bala hermosa es aquella que calla el fusil desde su expresión en un trozo de papel, desde el mundo de las palabras orales y escritas, y para ello las palabras esperan el momento de que tu las descubras, sólo tienes que coger un libro y leer, ahí viven las palabras. Te esperan.

Paco

2 comentarios:

  1. Bonitas palabras, bonitos sentimientos, llenan el alma. Quiero llenarme de palabras, de libros, de sabios conocimientos. Gracias a las palabras, gracias a los libros y gracias a ti. La punkita

    ResponderEliminar
  2. AMIGO!tu si que tienes el el don de la palabra....usp.......

    ResponderEliminar