"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

viernes, 24 de abril de 2009

VOY A VIVIR LA VIDA

Voy a vivir la vida,
Mirando la transparencia de la fragilidad de los sentimientos,
Para que mi corazón advierta la hora del lloro,
Para que mi corazón cumpla sus deseos
Dejando la estela de la felicidad a la vista
Para que no me ahogue en una pena vacía de razón.

Voy a vivir la vida,
Girando en torno a la gente que me rodea,
Las fronteras de sus distancias
Es todo lo que yo defenderé
Para que no se hagan eternas,
Para que su cercanía crezca y crezca,
Abanderando el compañerismo y los instantes de comprensión,
Pues una vez los invité a devolverme al mundo de la felicidad
Y la traición se sentó aburrida
Harta de esperar su turno,
Y no habló, Y no tuvo lugar.

Voy a vivir la vida,
Porque por mis venas corre
Un torrente incalculable de calor humano,
Que anhela respirar cada segundo
Que mi cuerpo se atreve a mantenerse en pie,
Porque es de pie como debemos vivir,
porque las rodillas no tienen que temblar más,
porque las rodillas no se han de arrodillar.

Voy a vivir la vida,
Porque una vez abrí los ojos en un mundo lleno de hermosura,
Porque la fortuna se ha colado a través de mi piel,
Para hacerme ver que tengo un universo inmenso
De placeres por disfrutar ante mis ojos,
Y que los atraparé y los envolveré
Para disfrutarlos una y otra vez,
Porque no pienso caer en la estupidez de la tristeza,
Y mucho menos en el brotar de sus condenas.

Voy a vivir la vida,
Quemando aquello que enturbia la llama de mi corazón,
Discusiones perdidas en el aire
Que me convierten en un humano equivocado,
Pensamientos lejanos al guiño de la alegría,
Sentimientos tristes de barricadas invisibles,
Sentimientos tristes prematuros
Que presumen de locura triunfadora…
Y que azotaré dejándolos atrapados
En hojas marcadas por la humillación,
Los ahogaré, los olvidaré, y así aprenderé, aprenderé.

Voy a vivir la vida,
Con mi cuerpo recreándose en la placidez del placer,
Dando permiso a la cerveza
Para que tiña de color natural todo mi interior,
Cerrando los ojos mientras mi cuerpo vuela
Por un estallido de música que calme mi ardor,
Dejándome atrapar por el amor
Para disfrutar de la ilusión hasta el amanecer,
Para disfrutar de la vida
Sentado justo bajo la brisa del alba.

Voy a vivir la vida,
Reduciendo la desesperanza hasta donde duermen las lombrices,
Para seguir soñando que este mundo tiene solución,
Que la utopía es mucho más que una palabra preciosa,
Para que no tenga que pellizcarme
En mi ambiciosa búsqueda del calor humano,
Para ser consciente que voy a ser feliz
A pesar de esos dirigentes de gentes
Que ahogan las mentes en obligaciones dementes.

Voy a vivir la vida,
Porque la sonrisa está hecha para ser reflejada,
Porque en mi cuerpo surcan aguas de revolución,
Sueños de un mundo mejor
Donde simplemente nadie esté por encima de nadie,
Donde se tenga que rebajar el egoismo
Ante el trono del compañerismo,
Donde la individualidad sea bien comprendida
Y cada uno aprenda a pensar por sí mismo,
Donde el concepto de humanidad vuelva a alumbrar
Como una luciérnaga en una noche sin estrellas.

Voy a vivir la vida,
Porque ahora mi alma es propiedad privada,
Libre de religión y amante de la rebelión,
Esa es su decisión,
Porque es mía,
Y ha enviado al exilio la ansiedad,
Pactando conmigo un intercambio de fantasías
Conduciendo el desencanto y el rumiar de sus delirios
Hacia las almas de aquellos
Que se empeñan en creer
En lo que no se puede creer.


Voy a vivir la vida,
Respetando al de mi lado,
Hablando al que escucha,
Escuchando al que me habla,
Escribiendo para el que lee,
Aconsejando al que lo pida,
Esperando colmado de paciencia
Al estado de empatía y de rebeldía
Que atropelle al fatalismo y
A todas sus alarmas sin sentido,
Voy a vivir la vida,
Trabajando el amor diariamente,
Para sentirme vivo, porque me siento vivo,
Porque el amor es la vida misma.

Voy a vivir la vida,
Pegado a las blancas caricias del vuelo de la libertad,
Con mis ojos negándose a esperar la llegada de la lluvia,
Ignorando los momentos que nos hacen débiles,
Aprendiendo de ellos,
Siendo consciente que no estoy solo con mis problemas,
Y recreándome en el saber
De que un ejército de palabras bonitas
Conseguirán alzar el puño de la esperanza
Para recordarme que no hay nada más bonito que estar vivo,
Que estamos vivos,
Y que quizás la palabra más bonita
Sea precisamente esa,
La esperanza.


Paco

2 comentarios:

  1. Vivir la vida, llenarla de gratos, pequeños y grandes momentos. Disfrute de los ratos con alegría y buenos sentimientos. Así, viviremos nuestra vida!!! Gracias por recordar lo que nunca debemos olvidar.

    ResponderEliminar
  2. Hola chavalote, cuando quieras te preparo el dibujo que necesites y alguno mas si hace falta. Un día de estos te llevaré unos ejemplares de la revista y del álbum para que los leas, seguro que te gustan.

    Estoy visitando tu pagina y veo que cada vez escribes mejor (aún tengo alguna historia tuya por ahí de cuando eramos adolescentes :)) Animo y un abrazo a la familia.

    ResponderEliminar