"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

sábado, 2 de mayo de 2009

Cada vez que te oigo

CADA VEZ QUE TE OIGO

Cada vez que te oigo
mi sangre desborda mi cerebro
mi rabia deja de ser innata
mis labios se muerden sin permiso
mi lengua desata sus cadenas
mis palabras adquieren forma
viven
gritan
suspiran
alientan
mi razón y mi ilusión
mi odio y su razón
sin frenos y sin compasión
sin vueltas y sin perdón.

Cada vez que te oigo
mi piel se pone en pie
mi ojos gimen por tu estupidez
mis palabras olvidan ser gentiles
son palabrotas que brotan
en el aire o en papel
en compañía o en soledad
en poemas en internet.

Cada vez que te oigo
mis manos se apretan contra ti
mi estómago se remueve entre destellos de ardores
mi odio encuentra una razón para escapar
para gritar
y para saltar
para animar
y para recordar
que eres solo maldad
que en tu palabra solo vive la maldad.

Cada vez que te oigo
mi libertad se sitúa en un paredón
mis recuerdos se retuercen por el terror
mi sudor resbala por mi frente
mi mujer desea cristalizar la tele
mi madre me cuenta que eres mala gente.

Cada vez que te oigo
seduces la mentira sembrando la ira
mis sentimientos son atropellados sin permiso
me vienen mil insultos para un poema fugaz
mi imaginación te escribe basada en la realidad
y cada vez que te oigo
la prepotencia se hace reina del desorden
de gente perdida sin norte
del Opus Dei y toda su corte
de cruces con sombras de muerte,
cada vez que te oigo
preferiría no escucharte.

Cada vez que te oigo
señor expresidente
me apresuro a guardar un hueco para la esperanza
me impulso a mi mismo hacia la razón de la ilusión
me invento a mi mismo para creer que hay otra gente igual
igual a mi y no a ti
igual a la igualdad
y esquiva tu crueldad
y si no la hay da igual
continuaré inventándome
para que cada vez que te oiga,
señor expresidente
me regresen los sentimientos
que solo en un cementerio desean verte.


Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario