"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

martes, 12 de mayo de 2009

Dualismo. Parte I. Tu y yo.

Dicen que somos diferentes
tu cargado de intolerancia
yo luchando por la comprensión
tu sofocando vidas hacia tus metas
yo como meta
la tranquilidad y la libertad.

Dicen que somos diferentes
yo con sangre limpia y blasfemada
tu con sangre turbia y manchada
yo buscando la paz mundial
tu inventando guerras una vez más.

Dicen que si nos vemos algún día
puede saltar la rabia descontrolada
si nuestros caminos llegasen al punto
de coincidir en un mismo espacio
en un mismo tiempo
en una misma vida
entonces
el amor al odio más veloz
y más atroz
y más despiadado
se hará notar en cualquier punto del mundo.

Tu te pondrás cara a cara ante mi
yo colocaré mi frente justo en frente a la tuya
tu sacarás un arma cargada de rabia
yo descolgaré mi papel y mi pluma
sin utilizar la violencia
más que la que exprese mis palabras
y su furia.

Tu y yo
siempre seremos dos polos opuestos
sin entendimiento alguno.
Tu volverás a cargar a cuestas la violencia
respiración de puños soplando en dientes
mejillas agujereadas por rasposos nudillos
y no recuerdas qué es hablar con la boca
y no recuerdas qué son unos labios de amor
y no recuerdas qué es la saliva limpia
y no recuerdas qué es vivir sin odio
apuntas y disparas
ordenas y matas
te levantas y la paz
desesperada por no encontrar un hueco
en la historia de la humanidad
piensa en todo caso en el suicidio
por temor a tropezar contigo
menos mal que siempre podrá encontrar
por aquí
páginas y páginas de palabras de paz
o en todo caso
de palabras para conseguir la paz,
páginas y más páginas
para que la paz encuentre su autoestima,
se sienta autorrealizada, se sienta viva,
viva, viva la paz.

Yo volveré a escribir un poema contra la violencia
desenterrando todo mi ingenio
para volver a manchar de palabras enfurecidas
hojas y hojas que me gustaría no escribir,
volveré a ser un enano al lado de Ghandi
un ejercicio de escritor buscando la excusa perfecta
para poder esculpir mis palabras en libretas
y volveré a repetirme cuantas veces hagan falta
para gritar y expresar
que la violencia es solo una salida de los necios
un estado terminal del razonamiento
una expresión sin sentimiento
un estallido sin sentido,
y quien dice que es innata al ser humano
la violencia, no hablo de otra cosa,
espero que desmonte su frente
embistiéndola contra una pared afilada
así podrá darle vida a su retina
y observar todo un mundo
de personas ajenas a la violencia
que se ríen del innatismo
que demuestran que es mucho más innato
las ganas de fornicar que las de pelear.

Dicen que tu y yo somos tan distintos
como el agua y el fuego
como la sonrisa alargada
y la lágrima descongelada
dicen que somos tan distintos
como los minutos que andan vivos
y la muerte que descansa para siempre,
tu y yo
el desconocimiento y el pensamiento
la provocación y la comprensión
la violencia y el amor
la dictadura de la fuerza
contra
la libertad de las palabras
el mordisco y el beso
el insulto y el verso
eso somos tu y yo
tu un camino para matar
yo un puente para hablar
tu la ignorancia de los sentidos que se retuercen bien torcidos
yo despertando los sentidos derribando las bocas tapiadas
tu inclinando el mundo hacia un envoltorio de violencia
yo divirtiendo al mundo en un puzzle de letras
que espero les sirva para que el amor crezca.
violencia contra la palabra
tu y yo
así de sencillo, así de distintos
solo me queda recordarte
que una batalla ganada con palabras
vale por un millón ganadas con armas.



Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario