"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

lunes, 25 de mayo de 2009

Han vuelto a hablar las armas

Han vuelto a hablar las armas
hombres desdichados han acomodado
todas sus miserias en un aire desaliñado
un monte cubierto por mil cuerpos
que cayeron demostrando que la gravedad existe
la fuerza de la gravedad
la gravedad de la fuerza
una ansiedad hormigueante bloquea el alma
del que apunta y mira pero no observa ni admira
la voluntad de querer ser persona
la dignidad de querer tener ojos
la sangre se ha frenado de golpe
en las venas que se apellidan Palestina.

Hablan las armas de fuego
da igual cuantas veces lo hagan
lo curioso es que dialogan con sus agravios
narran y narran historias de terror
de ojos ribeteados de párpados cansados
asombro ensimismado en su espasmo
porque la voz de las armas
no deja de asombrar incluso al más valiente
sólo un psicótico
es capaz de no parpadear ante un disparo
sólo un maníaco
es capaz de no retorcerse ante una masacre
sólo un genocida
es capaz de sacar a pasear sus armas
contra mujeres y niñas.

Han vuelto a hablar las armas
en manos de la locura desproporcionada
cuanto miedo en cuantos ojos
cuanto dolor y cuanto para su entierro
el del dolor, claro,
porque el de los humanos es a diario
cuanto tiempo este absurdo, este exterminio,
cuanto hablan, cómo hablan,
todas y cada una de las armas
todas y cada una matan.

Han vuelto a hablar las armas
con una verborrea esquizofrénica
no hablan por hablar
lo hacen empujadas por órdenes sin fronteras
enjaulando a un millón de personas
mientras nuestra hipocresía
consiente y asiente
calla y habla
calla en forma de humanidad
habla dejando hablar a las armas.


Han vuelto a hablar las armas
como un estanque cubierto de sangre
como ruidos brumosos afilando asperezas
como un cuello agujereado sin mandíbula a su lado
como una mano sin dedos y una madre sin hijo
como un cuerpo sin piernas y un muerto sin ataúd
como razones disonantes colgadas a cuestas
han vuelto a hablar las armas
como siempre lo hacen
sin razón, sin compasión, sin escrúpulos
con permiso, con dolor, con recelo,

Esa es la única verdad que existe
han vuelto a hablar las armas
y las personas han vuelto a callar.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario