"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

lunes, 25 de mayo de 2009

La autoridad de la muerte

La muerte ha golpeado en la mesa
ha dicho en voz alta y clara “aquí estoy”
y le ha señalado con el dedo índice a él.
No le dio tiempo ni a sonrojarse
ni a ponerse cabizbajo
ni a preguntar Por qué
no le dio tiempo a temblar
ni a recordar su vida en un segundo
ni tan siquiera a mostrar su disconformidad.

El chico contaba sus años sin llegar a la treintena
pero la muerte se muestra tan ruda y testaruda
que viene a por quien menos se lo merece
no tiene que coger ningún ticket de espera
no tiene que aguardar una cola saturadora
ella llega, y siempre dice en voz alta y clara
“Aquí estoy”.

La muerte afila su presencia quién sabe cuando
y por qué y para que y hacia donde
ella sola viene cargada de noticias negativas
de llantos capaces de secar de por vida unos ojos
de lágrimas encajadas como tachas en la retina
es dura, cruel, insensata, despiadada, autoritaria,
sí, demasiado autoritaria.

La muerte llega y nunca estamos preparados ante ella
la muerte llega ahogando la espera
inoportuna, traicionera,
desaloja las almas de los cuerpos flameados
siempre llega vestida de lluvia
de arrecifes podridos en el corazón
de impotencia mitigadora de sueños
esa es la muerte
y esta vez vino para llevarse al chico
que estaba vivo vivo vivo
y que ante la autoridad de la muerte
no tuvo oportunidad ni de acurrucarse.

Ahora ya se la respuesta a una
pregunta que se repite en mi cabeza
¿Por qué no se lleva al dictador centenario
al empresario extorsionador o al
político gestionador de miserias?
Porque por muy cruel que se nos presente
hasta la muerte quiere tener una buena compañera.


Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario