"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

lunes, 4 de mayo de 2009

Maldito cazador









Maldito cazador, cuéntame quien fue el otro maldito que te dio permiso para lanzar balas con fuego hacia el cuerpo de quien se siente más vivo que tu.

Cazador, cazador de espantos, cazador de cuerpos vivos, cazador de miserias, cuéntame quien fue el otro cazador de libertades que te invitó a ese juego de destrucción y de muerte muerta.

Quisiera que ese dolor que nace desde la ventana de tus yemas se tuerza en dirección a tu corazón, y que dándote una lección de humanidad, esa bala cargada de trofeos de estúpidas victorias, no te provoque un agujero tan profundo como el que mi primera intención quisiera, para que deje unas pequeñas grietas por donde todavía nade salvándose la sangre, para que puedas sentir eternamente el dolor que ese animal sufre cuando tu sonríes simplemente para divertirte.

Cazador, maldito cazador de misteriosas sonrisas, cazador de muertes humillantes, siéntate durante un solo instante para hacer aquello que no conoces ni que existe, dejar un rincón en tu cerebro para el raciocinio, descansa tu dedo de la muerte para ponerte en el lugar de un ser vivo, y así darte cuenta que la sangre que es roja, sangre es, y que los ojos que se apagan para siempre, ojos son, y que las bocas que no pueden articular palabras, bocas son, y que las almas que no duermen en cuerpos humanos, almas son. Y párate a pensar por un solo instante, si la cadena de perversas intenciones que maneja tu alma te lo permite, que las vidas que arrebatas a la vida misma son de animales con mejores intenciones de las que tu puedas soñar jamás, que las vidas que sacrificas para colgar en la vitrina de tus recuerdos sufren, y con mucho más sentimiento, de lo que tu corazón es capaz de sentir.

Cazador, maldito cazador,
destiñe para siempre las sombras de las armas
no confundas deporte con asesinato
no confundas alegrías con sufrimientos
no confundas fiestas con entierro
si lo que quieres es dejar el cielo huérfano de alas
si lo que pretendes es vaciar el bosque de vida animada
si huyes de tu vida inanimada
no juegues a matar
no te escondas como un cobarde,
no encarceles vidas bajo tierra
ni las cuelgues para el deleite de unos ojos sin luz
no dispares por la espalda a un animal
ni tengas envidia porque vuelen
donde tu no podrás volar
aprende a entretenerte con el sexo
seguro que disfrutarás más
muchísimo más.
maldito cazador, maldito cobarde
basta ya !!!!



Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario