"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

martes, 12 de mayo de 2009

Mi estrategia silenciosa

Corren tiempos inmaduros, tiempos amantes
de la imperfección que cultivan destrozos
e impurezas para nuestros corazones,
son tiempos de tormentas secas, de rayos sin luz,
de hambre sin pan, de hipotecas sin dinero,
de democracia sin gobernantes, de lloros
sin necesidad, de impotencia justificada,
de libertad maldicha, de dictadura desvelada,
de amor erosionado, de desengaño cultivado,
son tiempos, estos que se protegen
bajo el cabreo contrariado del viento,
de los que necesito instalar el hábito de
mi estrategia, y calcular y volver a calcular,
cuándo, dónde, por qué y para qué
debe latir mi corazón.

Mi estrategia es clara y silenciosa
mi estrategia es firme y silenciosa
mi estrategia es pensada y silenciosa
mi estrategia es aquí y ahora
revelada ante vuestros ojos
y espero y deseo que continúe construyéndose
a base de silencios, sólo con vuestros ojos atentos,
pegados a las hojas que escribo,
y espero y deseo que continúe mi estrategia
silenciosa, no vaya a ser que mi grito indómito
rompa los límites de la censura
y mis huesos alimentados con leche barata
acaben detrás de la humedad de los barrotes.

Mi estrategia es silenciosa pero efectiva
resetear el amor cada vez que el corazón me falle
emprender una ardua batalla contra la ignorancia
entretenerme con el ruido del caminar de las hojas
imaginarme que un tsunami ha invertido el globo
y el mundo vuelve a ser del revés
del revés de lo que ahora es.

Mi estrategia es silenciosa pero tranquilizadora
preparo una emboscada al desengaño
con una caricia de realidades objetivas,
Creo mucho más en el amor
que en cualquier otra bestia impostora,
desmantelo el azar
trabajando mi futuro y sus consecuencias,
desembarco en un puerto de tranquilidad
alejado del tramposo pálpito del estrés.

Mi estrategia es silenciosa y muy positiva
invierto las palabras cada vez
que la estupidez da la cara,
invento momentos mágicos
cada vez que se desliza lo trágico,
incremento el horizonte de mi esperanza
aceptando lo positivo y desechando lo negativo
evacuando las líneas de la pesadumbre
disminuyendo el riesgo de caer boca abajo,
y sobre todo
intento no perderme en el error
cada vez que erro, y aunque me cuesta,
y me castiga, el error y sus besos,
yo lo intento, silenciosamente,
igual que el silencio de mi estrategia.

Mi estrategia es silenciosa pero triunfadora
con ella venzo la desilusión que es
una impostora que se cuela muy
fácilmente en el corazón,
con ella consigo detener los avances
del delirio prematuro del corazón,
con ella despedazo cualquier vestigio
de sombras en mi corazón.

Mi estrategia es silenciosa pero trabajadora
va haciendo camino en la vida poco a poco
primero un paso luego el otro
consiste en no juzgar por juzgar
no somos jueces incluso de nuestro propio juicio
mi estrategia consiste en no estar por debajo de nadie
tampoco por encima, y si estamos justo al lado,
por favor, no nos empujemos,
mi estrategia consiste en reconocer
que el pasado nos llega como una mentira
y que el futuro nos viene como
una realidad por descubrir... por construir.

Mi estrategia es sobre todo, jugar al amor,
con mi mujer y con mi hija,
con mi familia y con mis amigos,
con mis amigos pero no con mis enemigos
de la libertad, yo no soy cura, ni sacerdote,
soy ateo y creo que en lo que quiero creer,
también forma parte de mi estrategia,
a nuestros enemigos prefiero combatirlos
con palabras combativas
a ver si entre todos conseguimos
que se les cristalice el alma,
por eso, y porque nuestro enemigo
tiene mucho poder, mi estrategia
es y será, silenciosa pero efectiva.



Paco

1 comentario:

  1. MI ESTRATEGIA ES SEGUIR LEYENDO LA VOZ DESPIERTA...USP....

    ResponderEliminar