"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

martes, 9 de junio de 2009

Cuando un te quiero

Cuando un te quiero se cuela en mi corazón
Saltan bravas todas mis emociones
Arde mi pulso sin control alguno
Desemboco en un respirar ciego de ilusión descontrolada.

Cuando un te quiero se lanza locamente de tu boca a la mía
Y embauca con esa dulzura mis sentidos
Una lluvia de caricias dispersas
Agujerea cada sombra de adrenalina
Que se apresura sin pausa ni orden
A lanzarse hasta las paredes de mi cerebro.

Cuando un te quiero tan sano como el tuyo
Tan vivo como el que me demuestra tu corazón
Tan ardiente como el que pronuncian tus labios
Y tan fiel como el que nace desde las entrañas de tu corazón
Cuando ese te quiero suena un millón de veces
Con la elegancia con la que se visten las palabras bien vestidas,
Trajeadas, y uniformemente preparadas para asaltar el amor,
Cuando ese te quiero invade mi respiración
Se adueña de mi oxígeno
Explora mi interior saltándose la frontera pena
Cuando ese te quiero se adueña de mi
Cada mañana, cada atardecer, cada anochecer,
Cuando ese te quiero me llega desde el grito eufórico
De nuestro querido amigo Amor,
Es entonces
Cuando me siento más vivo que nunca
Entre esta sociedad de muertos desplumados.

Cuando un te quiero conquista las alas de mi corazón
Desaparecen todas las enfermedades
Conjuradas para hacer llorar
Se secan todas y cada una de mis lágrimas
Pues no encuentran su razón para explotar
Y revivo ese primer beso
Y me emociono como un preso
Que encuentra la libertad en tus labios
Que desencadena su soledad
Fusilada con rabia y rencor
Por esa fila de palabras
Que no tuvieron piedad alguna.
Un te quiero, otro te quiero,
Y saneó mi corazón
Como tu bien sabes.

Cuando un te quiero se cuela en mi corazón
Cuando un te quiero tuyo vuela libre y emocionado
Me siento tan vivo que no puedo hacer otra cosa
Que sonreír.


Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario