"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

lunes, 1 de junio de 2009

La canción indestructible

La música es como el susurro de las abejas que mieliniza mis sentidos
Un orgasmo de embotellamiento de adrenalina
Una cruzada de sonidos contra el dolor
Que luchan por conquistar cada gota de sangre
De nuestros cuerpos
Y nuestra hambre.
Y seducirla, y relajarla, y masajearla
Con sus besos de semántica y versos
Con sus tonos de bienestar monótono
Con su miel hechizada y polinizada

La música es un bono hacia el placer
Una familia extensa de cuerdas tensas
Una batería de canciones con mil direcciones
Pero solo unas pocas canciones
Bizarras y valientes
Herejes de lo establecido
Solo unas pocas
Llegan a capturar y persuadir
A las hadas que hacen temblar
El infinito poder del tiempo
Para que no sean consumidas por el olvido
Para que la canción se escriba en mayúsculas
Para que como una guerrera dispuesta a atravesar
Diez mil veces la coraza de un corazón
La canción se convierta en indestructible.

La hija triunfadora del arte de la música
Es sin duda alguna
La canción indestructible
La canción amante de la seducción
La canción que vive a pesar de las arrugas de los siglos
Y anoche
En la soledad de las sombras
De un macabro apagón musical
Regresó una canción indestructible
Al hospicio de mi recuerdo
Ha regresado con sus blancas alas
Volando a través de las pezuñas del tiempo
Hasta el cristalino zumbido de mi alma
Ha regresado para machacar mis sentidos
Para poner mi piel en estado combativo.

Mi alma musical no se ausenta ni un instante
Siempre vigila atenta como un faro endiablado
Deseosa de sentenciar la espera en el olvido
Deseosa del regreso de una canción indestructible
Y anoche
Se sentó impasible al compás de una perfecta canción
Aplaudiendo hasta que alumbró sus palmas fuego puro.
Anoche, mi alma,
Gozó del capricho del destino
Cuando una canción indestructible de un dolor semiagriado
Me recordó que el gesto más hermoso
Que se puede clavar en el centro de un corazón,
Aunque a la cola de un amor de carne y hueso,
Puede ser la degustación armoniosa
De una canción indestructible.

La canción indestructible es esa que no muere porque no quiere
La que tiene que contar algo tan hermoso que vive porque quiere
Que saca sus puños para tumbar la racanería del tiempo y su olvido
Es esa canción que una vez ha sonado mil veces
Piensas que nunca brillará más como su primer sorbo
Pero cuando te regresa mil días después
Y otras mil noches más tarde
Te enloquece como una mariposa revuelta
En un placer descompuesto
Entre la exquisitez de un cíclico orgasmo
Y todos sus bellos espasmos.

La canción indestructible es un brotar de fuegos
Es aquella durante la cual la inspiración
Es una diosa con plumas en manos de un autor
Desactiva la rabia, enreda los deseos, multiplica los bienes
De la salud y del regodeo de quien la acompaña,
Y clamando al mismísimo amor a la música
Vence la tiranía del capital y el despropósito desproporcionado.

La canción indestructible es puro amor musical
Una carta a través del sonido, del tiempo,
De los sentimientos, es una fiera indomable,
Una vibración de emoción en el recorrido de mi sangre,
Una pasión incorruptible, un arcángel simbiótico
Entre la frontera del placer y la realidad,
Una fábula de músicos, una huella perdurable,
Invariable, insaciable, indestructible,
Un grito rebelde, un latido del arte,
La canción indestructible es mi amante,
La que me recuerda que la música sigue viva,
La revolución contra el control.

La canción indestructible es fiel, luchadora, anarquista,
Libre en su esencia más pura, incorrupta, inquebrantable,
Es una voz para sanear las tristezas anónimas, es más amor,
Es un ave migratoria que salta de mente en mente
Para ponerse a salvo de la muerte.
Es sufrimiento, un molino de viento
Que riñe perturbadamente contra la desgana del tiempo,
Y sobrevive y grita y alienta
El amor a la música
A la vida a la voz al alma
Es una piel impenetrable donde no se aloja
Ni la manipulación ni la hipocresía más loca.

La canción indestructible no se conforma con ser un alfil
En manos del dinero ni las modas
Resiste a que sus palabras se tornen esqueletos
Porque sueña con ser de carne y hueso,
Porque vive en nuestro cuerpo,
Es un huerto de caricias dispersas entre nuestro cerebro
Es un bello amanecer cada vez que se repite el play.

La canción indestructible es la que está hecha desde el corazón
La canción indestructible late en el silencio enamorado
En el sonido exaltado
En el recuerdo eterno
En los labios diurnos y en los ojos nocturnos
La canción indestructible es esa que cuando la escuchas
Después de otras mil veces
Algo muy bonito suena en tu interior
Recordándote esa brillante sensación
Exactamente la misma
Que la primera vez que se coló en tu corazón
Y por mucho que la rueda del comercio quiera comprarla
Ella, la canción indestructible,
No sucumbe porque es una canción de verdad,
Auténtica, genuina, castiza.

Mi última canción indestructible
Que navegará siempre en el éxtasis de mi sangre
ha sido y he de decirlo si no exploto
“Un buen recuerdo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario