"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

viernes, 12 de junio de 2009

Que se oiga

Para que el aire vuele libre
para que las flores huelan frescas
para que no se sorprenda la memoria.

Para que el amanecer trague un sorbo de esperanzas
para que el atardecer camine sobre sus propios pies
para que el anochecer sirva sobre todo para descansar.

Para que nuestras piernas aprendan qué es andar
sin un pañuelo atado a los ojos,
Para que tu futuro no sea un amargo retorcijón
encogido por la preocupación,
Para que el asfalto deje de ser una máscara podrida
y se aventure en jardines de alegría.

Para que podamos abrazar las palabras
y construir la memoria del futuro
con letras no de oro sino de humildad
con bocas no de vampiros sino de cariño
con gestos no de dolor sino de amor.

Para que no lluevan más piedras
ni nos abrigue más la niebla,
para que la boca hable cuando quiera
lejos de las rejas que nos alejan,
y para que callen las fuerzas de seguridad
que para violencia ya tenemos su caminar.

Para que estemos bien seguros de lo que es vivir
y no dudemos, porque sino jodidos estamos,
Para que dejemos de ser caprichosos, conformistas,
egoistas repetitivos, mudos malabaristas,
víctimistas con el rostro entumecido.

Para que dejemos de ser el espejo olvidado
al que nadie desea prestar su semblante,
para que dejemos de caminar entre tornillos oxidados
para que dejemos de ser robots olvidados,
Para que no marchiten las emociones
De buenas construcciones.

Para que no exista ni un preso injusto más
para que los golpes no cojan el gusto a hablar
para que entiendan que el término violencia
no lo pueden seguir deformando a su antojo
y su demencia.

Para que el trabajo no continúe siendo
la pesadilla con la que nos tienen atrapados.
Para que los ricos comprendan
que se es más humano sin dinero.
Para que el dinero no maneje más vidas
ni torture más huesos., ni mentes,
ni sentimientos, ni esfuerzos.

Para que la paz no quede olvidada
en un dibujo de una camiseta
o en una pintada de una pared
o en un bostezo invisible sobre un aire
de babel.

Para que la ley no la sigan haciendo
los avariciosos, los codiciosos,
ni los magos de las mentiras.
Para que sepan que somos
muchos más millones que ellos.
Para que la poesía sea libre y hermosa
y ataque todo lo que un corazón destroza.

Para que las mujeres vivan de verdad
en una sociedad marcada por la igualdad,
para que no se juegue más con ellas,
con sus vidas, sus miedos, y sus ilusiones.

Para que los hombres comprendan de una puta vez
que no pueden ser dueños a la fuerza.

Para que no existan desparecidos,
ni olvidados, ni apresados,
ni lloros sesgados, ni alegrías muertas,
Para que entre todos y todas
nos creamos que el sueño se vive despierto.

Para que los políticos tiemblen
cada vez que mientan
Para que ardan las miserias
y vuelen las ilusiones
Para que no vivamos la furia solitaria
como la única salvación
Para que el muerto sea el de bajo tierra
y el vivo se sienta vivo aquí arriba.

Para que las puertas se abran sin llaves
para que los caminos se anden sin perderse
para que las personas se sientan libres
para que las piedras no sean un recurso a la fuerza.


Que se oiga
Que se oiga la voz del pueblo
Para construir una sociedad
de Hombres y Mujeres libres.
porque quiero ser libre...

que se oiga la voz.





Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario