"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

jueves, 9 de julio de 2009

El olvidado

Nació entre llantos y sonrisas
Rajando el cuerpo de su madre
En medio de un dolor inútil
Luego, el aire entrecortado
Lo controló en su frío purgatorio.

Nació con sus dos ojos
Como ruedas quemadas,
Nació con una boca
confeccionada para el Adiós,
reunió momentos de soledad
incapacitados para compartir,
fue el chico vacío
hombre de manos vacías
alma de sueños vacíos.

Caminó siguiendo las candilejas
De este teatro de humanidad vieja,
Él no recibió aplausos, fue invisible,
Como la actuación del Hombre invisible,
Como quien quiere desaparecer
Para que sus ojos no puedan ver,
Para el resto, nosotros,
Fue un olvidado más,
Un sin nombre, un esquivado,
Y aunque como todos nosotros
Nació entre llantos y sonrisas,
Rajando el cuerpo de su madre,
En medio de un dolor inútil,
Fue como muchos otros,
Un olvidado más.



Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario