"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

miércoles, 1 de julio de 2009

Sueño de tres

Comenzó siendo sueño de uno
Ilusiones embestidas por un sueño fresco
Remando a contra luz solo pensando en tu amor
Buscando una nueva vida que comenzar
Esperando para no desesperar
Ese era mi sueño
Que tu tocaras a la puerta de mi corazón
Quedarte con una copia de mis llaves
Afiliarme de nuevo a la ilusión.

Deseoso de abandonar la tierra
Donde duermen todas las penas,
Querer ser el príncipe de un hogar
Ofrecer mis brazos, mis labios, mi amor,
Intercambiarlo por una mirada mimosa
Agarrarme con pasión de una mano
Como quien se agarra a la vida
Para sentirse vivo
Sentir el soplido de unos dulces dedos
Dejar de sortear desamparos
Romper mi boca seca de amor
Y así fui cavando en el aire
Hasta encontrar tu salvador aliento.

Ese era mi sueño
Encontrar el tesoro que brilla en tus ojos
Y dormir junto a él reconociéndome feliz,
Comiendo paz, tragando tranquilidad,
Engullendo amor.

Continuó siendo sueño de dos
Largas veladas en coches de segunda mano
Mantas heladas cubriendo cuerpos desnudos
Cenas y charlas en una soledad compartida
Nos inscribimos en la Universidad Amor
Y facultados para otorgar más que amistad
Prendimos una hoguera de amor
En nuestras gargantas de invierno.

Nuestros labios se besaron
No pidieron permiso
Se enlazaron dispuestos a unirse en un nuevo sueño
Lazos de comprensión
Intimidad desvelada
Secretos que continúan siendo secretos
Y con el tiempo en nuestras manos
Construimos nuestro propio museo del Amor
Besos de fuego y cera
Inmortalizados en nuestra memoria
Una relación sin goteras
Dejé que tu respiración colgara de mis labios
Dejaste que mi mirada bordara cariño y ternura
Y comenzaron nuestras huellas oníricas
A hacer camino hacia delante,
Sin prisas, con pasión
Con respeto, sin traición.

Ahora eres mi esposa de minutos y horas
De días y meses, de años y siglos,
Eres mi fuente de amor
Soplando claridades
Con sonrisas históricas
Dando sentido al silencio de miradas fijas
Nadie como tu sabe de mi
Lo que yo se de ti.

Y nos entendimos con anécdotas humildes
Fueron tantas historias nuevas
Que varios libros han dejado paso
A una nueva historia escrita
Bajo una misma sábana
Sobre una misma cama
Nuestra vida junta
El sueño de dos.

Y así fuimos echando nuevas raíces
Juntando los cuerpos
Agrandando vientres
Con el amor la semilla de la vida
Un sueño de tres
Un nuevo sueño se encendía.

Aquí ha llegado ella
Ha irrumpido con la fuerza de un huracán
En las entrañas de nuestros sueños
Escritora de nuevas historias
Es la montaña risueña
Que creció desde el abrazo
De nuestros labios.
Ella, esa niña
Que se alza y te mira
Que hasta el orgullo te conspira
Y te atrapa en la satisfacción
Que te hace amnésico a las penas
Y te hace cabalgar en delirios de felicidad,
Ella, esa niña
Que es nuestro primer diálogo del día
Y quien cierra la conversación de la noche
Esa niña
Con todos sus nuevos sueños
Hace que seamos tres estrellas
Saltando de universo en universo
Y como hemos aprendido que los sueños no envejecen
Burlaremos el tiempo al son de la felicidad
Mezclando nuestros sueños
Una vez más
Un nuevo sueño
Un sueño de tres.




Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario