"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

jueves, 6 de agosto de 2009

Visita inesperada

Al abrir los ojos noté que la noche
había convocado los fantasmas del pasado
su mentalidad irreflexiva
su visita inesperada
su futuro acabado.

La alegría decía adiós a fuego lento
ni esperanza ni sonrisa ni su recuerdo
pero pegando zancadas hacia un nuevo espejo
llegué al atardecer cubierto de reflejos.

Nadie puede decirme cómo debo hablar
a mi propio y delatador espejo
nadie debe controlar el duelo de sonrisas
al que si quiero me someto.

Una mirada en medio de un cara a cara
mis ojos mirando mis ojos
soy yo y hoy me alcé triste
porque la tristeza me cogió desprevenido
mientras dormía, a traición,
pero ahora, ahora que me miro
soy yo mismo y sonrío.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario