"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

lunes, 7 de septiembre de 2009

Borracho

Su fría emocionalidad la recalentaba con whisky
Ese era el emblema de su cansado riñón
Un rio de alcohol navegando a la sombra
De sus frágiles huesos
Y una inevitable colección
De horas pausadas que engañan
Al tiempo.

Sus prendas descubrían una vida
Llena de infartos continuos en su alma
Un recuerdo sin imágenes de
Otra vida que ya no enviaba
Ni poemas ni trenes
Ni caricias ni sus bienes
Y un presente huyendo del futuro
Que cada día señalaba con el dedo
El banco más silencioso del barrio
Para apagar el aliento del despecho
Para encender la última llama
De unos sueños maltrechos.

Caminaba siempre hacia delante
Y lo peor no era su ritmo ambivalente
Ni el esquirol olor que desprendían
Sus pies
Ni tan siquiera la impuntualidad
De su mirada perdida
En una ciudad descorazonada,
Lo que no llevaba muy bien
Era eso de haberse convertido
En un muñeco clonado del
Hombre invisible.

Entre mordiscos de soledades
Y diálogos obsesionados con el monólogo
La botella le servía de compañía
Que otros tiempos una mujer le compartía.
El amor agrio hacia el desamor
Le hizo comenzar una historia de amante fiel
Primero con el ron
Luego con lagos limpios de vodka
Y finalmente
Entre revoluciones de espasmos
Convulsos sentimientos
Y desdichas enfermas
Llegó a navegar entre mares de whisky.

Y él se olía borracho
Se acompañaba borracho
Se hablaba borracho
Se masticaba borracho
E incluso se insultaba borracho
Pero lo que no llevaba muy bien
Era eso de haberse convertido
En un muñeco clonado del
Hombre invisible.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario