"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

jueves, 17 de septiembre de 2009

La desgracia en un niño

Se ha personado ante mi la desgracia
por fortuna ha vuelto a estar de paso
y en esta ocasión no me ha mirado
ni de reojo.

Caminaba una madre y lo intentaba un niño
de puntillas se alzaba
y no era que soñara con estar cerca del cielo
una enfermedad desconocida
en mi repertorio de conocimientos
se había instalado en el pequeño cuerpo
de su hijo.

Con su fuerza déspota
impedía al pequeño caminar como Jesús,
sí en cambio,
lo hacía como si deseara aruñar al cielo,
y mi pena y mi impotencia
firmaron un pacto de dolor
para que la incomprensión más inmensa
volviera a hacer mella
y me cuestionara una vez más
la existencia de ese tal dios.


Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario