"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

martes, 1 de septiembre de 2009

Princesa

Princesa, no te equivoques
Este mundo ya no sabe cómo mentir
El mundo no es de color de rosa
Una estirpe de control masculino
Bombea la raíz malgastada
Del agua fresca de la montaña.

Si quieres vístete con ese disfraz
Que te dirigirá a contemplar
Tus huesos en un cristal
Prepárate para rezar al Diablo
Que te leerá los diez mandamientos
De cómo morir por adelgazar
Entre sus abrazos.

Quizás comas menos de lo que yo piense
Y entonces los gusanos se asustarán
A tu muerte
Pues no encontrarán huesos por los
Que descolgarse
Ni cenizas ni harapos de un
Cuerpo de trapo.

Te puedes pintar los labios
Hasta que reloj consuma sus fuerzas
Puedes comprar a precio de ilusión manipulada
Hacer gimnasia a deshora y dieta recta
A todas horas
Y si te apetece
Pacta con tu cuerpo la distancia exacta
A la que te mantendrás de la nevera
Pero auguro entonces dolores
De gravedad extrema
Delirios indomables de una locura locuaz
Malhumor aceptado por el retintín de tu ego
Para tapar con tus alaridos desenfocados
Ese aire a muerte que cubrirá tu aliento.

Siéntete princesa, si quieres,
Pero prepárate para vender
A los fantasmas de la nada
Tu cuerpo de dulce hada
Un cerebro que se quedará en la nada.

Lo tendrás fácil sin tomar decisiones
Un calendario de ojos ciegos a comida
Para entallar una alambrada
En tus antaños ojos esmeralda.

Princesa, princesa que busca
Un motor más veloz que el viento
Que le urgen ropas de modistos poco modestos
Que sueña con ser mujer imposible
Princesa que soñabas ser
Reina de candados y calambres eres
Princesa sin príncipe
Mordida por Dragón
Sin besos de mariposa
Tus ojos dejarán de latir
Al descubrir tu mirada y observar
que este mundo no es de rosa.


Paco

2 comentarios:

  1. CHULISIMA, NO DEJES DE ESCRIBIR NUNCA, JAMAS!

    ResponderEliminar
  2. Gracias punkita, ya sabes que en esta vida se relaciona mucho la flaqueza extrema con la belleza y el reino de las princesas, y lo único que consiguen es inventar un camino hacia la muerte en boca de la anorexia.
    Paco

    ResponderEliminar