"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

miércoles, 14 de octubre de 2009

De todo lo que tuve

De todo lo que tuve
recuerdo una infancia soñando con ser un heroe
y una realidad abrupta y confusa de antiheroe
recuerdo también
los inquietantes juegos de explorador callejero
y la dominical brisa del mar y sus castillos de arena.

Crecí y lo peor es que mis dudas también,
a la par, asentándose en mis ojos,
en el temblor de mis manos,
en el vacileo de mi voz,
pero ello no me arrebató
una adolescencia ambientada de amigos
la fiel música en mis horas asustadas
las novelas de ficción que fueron la sirena
de mi lectura
y una realidad idiotizada por el televisor.

Me fuí convirtiendo en personita
atravesando valles encantados
buscando la fortuna enterrada
esa sonrisa de la vida
que daría cuerda a mi cuerpo
exprimiendo lo mejor de mi.

Así que autodenominándome adulto
recuerdo que de todo lo que tuve
fue bonito descubrir tantas cosas hermosas
el sonido del mar y la ruptura de sus olas
el cantar de los pájaros y el silencio de los árboles
los baños de espuma y los monólogos sin cordura.

Entretener mi paladar con eficientes notas musicales
fue la obra maestra de mi entretenimiento,
también
asaltar vallas para que el entonces mi joven cuerpo
expresara su deseos de jugar al futbol
y quien sabe qué más
hay tantos gustos y regodeos en mi memoria
que no los pienso descubrir todos.

De todo lo que tuve
agradezco incluso el exceso de cervezas
resacas energúmenas hiriendo mi hígado
fiestas alocadas de sueños descolocados
agujeros en mi memoria
que servían de excusas para excusar
la larga lista de suspensos en mi historial.

Y entre tanto que tuve
hay cosas que ya no recuerdo
otras ilustes que aún me siguen
con sus besos
digamos la eterna música componiendo la paz
los libros mágicos envolviéndome en otro mundo
aislándome del diluvio
y digamos también
el éxtasis de la risa
aunque mi expresión no sea de carcajada
explosiva
y el cine clásico
con su blanco y negro pululando en mis
pupilas
y como ya dije
tantas cosas que ya ni recuerdo.

Pero eso sí
lo que si sentencio
sin nigún lugar a la duda
es que
de todo lo que tuve
me quedo contigo.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario