"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

martes, 6 de octubre de 2009

Dia confuso

Sin pretenderlo y sin conciencia
le he sacado punta al error
y es que nacen días curvados
que nos enseñan caminos minados
por la desgana y la frustración.

Cuando la boca acaba turbia
y las entrañas se remueven
como un espejo roto
caminando por el intestino,
entonces las palabras andan a oscuras
esperando la linterna de la cautela
esperando esa luz aunque sea a velas
para que las palabras desenfunden amor
y nuestro corazón no marche
de tropezón en tropezón.

Es ahí, más no en otro momento,
cuando me doy cuenta
que este treintañero sentir está lleno
de un continente inmenso
de dar y recibir
de amor por amor
y sobre todo
que si uno realmente lo anhela
la paz la acaba encontrando.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario