"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

martes, 27 de octubre de 2009

El verdugo

Tumbado en una cama insensible
espera su turno un cuerpo callado
en otros tiempos estaría a una silla atado
o con una cuerda enrojeciendo
la epidermis que atraviesa su cuello
pero ahora todo es más humano
la cama, la inyección, el adiós
ahora todo es más humano
hasta la muerte

Un hombre con oligofrenia tras
el muro inexorable de su frente
se dispone a jugar a médicos sádicos
para hacer cumplir la ley
adiós, adiós
tu te lo buscaste
le dirá en silencio al cuerpo aterrorizado.

En una sala atrapada por un hipócrita silencio
un hombre no deja de mirar su reloj
tiene prisa por matar.
Por las paredes se descuelgan
las gotas de asfixia del hombre
tumbado
se mantiene petrificado en si mismo
superado por el olor de sus propias
heces,
ya da igual, jamás se levantará.

El verdugo agarra y desgarra
con su mirada de vidrio partido
los ojos aceitosos del hombre tumbado
enflaquecida su alma
aguantará una vez más su
herrumbrosa respiración entre
sus dientes y enfrentándose
a la furia de los remordimientos
inyectará en un par de segundos
el camino hacia la otra vida
de un hombre juzgado por la ley.

Sin embargo, lo único en lo que
está pensando el verdugo,
lo que verdaderamente le aterroriza
es averiguar cómo esta noche,
se las arreglará para volver
a mirar a los ojos a su hijo.


Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario