"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

martes, 3 de noviembre de 2009

Campos de semillas humanas

Bajo el escorioso regar del olvido
se mantienen firmes
los campos de batalla.

Ahí se perdieron los convictos huesos
de una fa batalla fabricada
para gobernar.

Los campos, frío paisaje
de fantasmas que solo hablan
con los viejos arbolitos,
recuerdan uno a uno
los cuerpos que allí
quedaron vencidos a la vida,
atrapados al castigo de la muerte.

Sus cuerpos ocultaron
bajo aquellas humeantes tierras,
las mismas que ojearon
todos los errores repetidos,
las que se sorprendieron
ante la aceptación
de las mudas democracias,
y ahora nos gritan,
desde la desolación de sus profundidades,
que una tras otras
las semillas que dejaron aquellos
cuerpos olvidados
están esperando a ser regadas
por las manos de la paz
para que allí
en aquellas mismas tierras,
crezcan los fantasmas de la guerra,
los fantasmas que recuerden
que las balas de la muerte
todavía, todavía les duele.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario