"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

miércoles, 16 de diciembre de 2009

El desierto de la noche

Todavía siento las huellas de
mis neuronas, justo en medio
de este oceano de oscuridad,
en el desierto de la noche
mi princesa ya quedó secuestrada
por los dulces algodones de los sueños
que llevan a un alma
a transportarse hasta la
retórica elegante del descanso.
Pero yo,
alma destinada hoy
a ser un buho desamparado
sigo removiéndome
entre los aullidos de
mis neuronas
esperando que el
frío espanto del despertador
aclare esta lluvia turbia
de sueños por llegar.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario