"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

domingo, 6 de diciembre de 2009

El viento se llevó

El viento se llevó, sin tregua,
los recuerdos del anciano que posaba
frente a su soledad,
se llevó el recuerdo de las nostálgicas luchas
de la belleza por soñar ser algo,
se llevó las furias acumuladas, las
luchas rebeladoras,
y se las llevó por un pasadizo secreto
para no ser espiadas por la venganza
de la justicia
y así
se esfumó la última sonrisa del ciudadano
que soñaba con impartir justicia
la última sonrisa
perdida en una sociedad maltrecha
por caries interminables.

El viento se llevó con su miseria renovable
las últimas dos gotas de agua limpia
que caían salvadoras pero enojadas
sobre el mar de nuestro presente,
se las llevó el viento, sí,
y se llevó tantas cosas
que la amnesia llegó encubriendo dictadura
y los atardeceres quedaron con sus
sombras muertas, rígidas
sobre un presente sin colmillos
envuelto en días de ida y vuelta
monótonos
capitalizados por un silencio atroz.

El viento se llevó
con la firma firme del conformista
y con los ojos aterrorizados
de quien sigue pensando
que era mejor callar y relegar
que regresar a épocas dictatoriales,
se llevó, como digo
las sanas almas de las hojas de los árboles,
se llevó las verdades, los crimenes,
y los asesinos, los sueños
y las mañanas,
se llevó
bajo la mirada atenta
de esas montañas sin fecha de nacimiento
el último aliento
de una verdad
secuestrada
y sin memoria,
y nos dejó
el mal viento
un presente eterno de heridas
que siguen sangrando miedos
un presente de enfermos encadenados
a la espada visible del silencio
de una dictadura
cruel y sangrienta
que no deja recordar.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario