"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Un nuevo dia

Ya estoy preparado para un nuevo día. La taza maqueada por el aroma del café, masajeada por mis lisos dedos, con su voraz boca delatándome el secreto que yo se que esconde, ese que me invita a absorver sus delicias interiores, el secreto que me da la fuerza para abrir los ojos a estas horas de la mañana.

He dejado para mañana el sueño que acababa de comenzar y mis ojos han despegado con el énfasis con el que le pincha la vida, sabedores de que ahí afuera se descuelga el mismo aire que navegaba ayer por el viento, ese viento que arrastraban las hojas de otoño, ese viento que se escondió temeroso ante la dictadura de las nubes más oscuras que se avecinaban, ese viento que hemos aprendido a dejar olvidado en la primera esquina de la eternidad.

Así que hoy he decidido volver a ser feliz, aunque cargado de una tinta abstracta por la dificultad del término, hoy he decidido volver a ser feliz. Hemos sobrevivido al viento maquiavélico, las nubes encontraron otro camino para llorar sus depresivas vidas, y ante la sencillez de hacer fácil el respirar cotidiano, simplemente me propongo como meta volver a vivir el día que viví ayer. Es decir, construyendo andamios de amor hasta alcanzar la estrella más cercana.
Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario