"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

miércoles, 27 de enero de 2010

Lo que espero para mañana

El calor sofocante del café vence
estimulado por su melancólico aroma
los agrios puñetazos que estos 5 grados
descargan con suma violencia
sobre mis agujeteadas piernas.

Escribo iluminado por la luz
del beso que despidió horas
despiadadas y desentonadas
que se, me alejan de su enfoque
pero se, me bailan con mi niña.

El tren de las hora sin rumbo
avanza sin frenos
hasta ese nuevo apasionado encuentro

entre tanto escribiré hojas sueltas,
discutiré con pañales de grito atroz , y
jugaré a rastrear detalladamente

las frias mejillas del suelo.

El baño llegará seguido de
un nuevo cuerpo, y las luces
artificiales y soñadoras

conquistarán nuevas noches de esperanza.

¿Qué espero en mi apacible lago
de sonrisas que pocos comprenden?

Ser simplemente mañana
igual de pobre
si con ello soy también
igual de feliz.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario