"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

martes, 12 de enero de 2010

Ojos para definir

Ya no existen miradas lejanas, se
pierde en la nieblina disimulada
las caricias de los ojos, que
como visiones empujadas
por el abrupto embrujo del viento
se convierten en caminantes
sonámbulos sobre el teatro
que cada uno inventa.

Ya no quedan ojos para mirar
tan solo faros de un mar
sin barcos, sin oleajes
que despierten la sangre
de su letargo envenenado
hasta alzarla al reino
dormido de la cabeza,

y con el teatro, con el teatro
de cada uno de nosotros
se observan las realidades que
permitimos vuelen como aves
pero si defines tu propio
concepto de utopía
observarás realidades con alas
de águila, dispondrás
de ojos propios, sin cárceles,
y sobre todo
tu mirada volverá a darle vida
a tu propia capacidad de
decisión.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario