"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

martes, 23 de febrero de 2010

Desánimo

Bienvenido sea el desánimo,
desde aquí, desde el sur
de mi cansada alma,
bienvenido seas, pero tan solo
un ratito de mi invisible tiempo.

Duermen los gritos, descansando
entre la oscura capa del silencio,
mientras maltrecha va,
como pocas veces últimamente,
la luz simétrica de mis neuronas.
Así que
tan solo espero que cambie
el viento, que huya, y sin ánimos
de ofenderle, desearía exigirle
que se gire hasta bien seguro
haya recargado
cada poro de mi gateante aliento.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario