"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

jueves, 11 de febrero de 2010

Muerte justiciera

Los nervios arrasan mis ojos
se curvan mis dientes convexos
que arrancan mi lengua
y ahogan mis palabras
en este injusto baño de sangre.

Muero sin libertad
segundos antes de que de mi cuerpo
se ausente todo corazón latente.

Muero apuntado por
el oxidado gatillo de la justicia
justicia
que quiso evitar que estas manos
volvieran a matar
y se mancharon las manos de sangre
con sus ruinosas risas
y sus verdades huecas.

Muero tuerto en el aire
donde mis dedos apuntan al lugar
donde deseo me entierren
y volver brujo y fantasma
para llevarme desgarradamente
vuestras absoletas y febriles almas.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario