"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

jueves, 25 de febrero de 2010

Para siempre

El sol, la luna, sus hijos,
el silencio de sus acordes,
el vacío de sus techos cósmicos,
la renqueante certeza de su soledad,
el desánimo de sus
entrañas, nos hacen minúsculos,
vacíos huesos en un inmenso
horizonte de humanos sin
poder de curación. Nosotros aquí tan solos,
y el sol, la luna, y sus hijos,
jugando una partida con el tiempo, esperando
que esta civilización caótica
en proceso de autoproclamarse marchita
deje de anudar
los hilos de sus miradas, esperando,
sin duda alguna, que nos marchemos de aquí,
de aquí para siempre.


Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario