"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

miércoles, 31 de marzo de 2010

Uno menos

Comienza la batalla bajo el frío bostezo de la muerte
sudan los soldados odio y miseria a partes iguales
una obsesión ata la cabeza de uno a expresión de loco
de su boca solo estalla la rabia: “uno menos, uno menos”.

Bailan las balas con disfraz de tierra y ataúd
el soldado va increpado por su alma deshojada
sus ojos apuntan, disparan, matan… y rien
pero al final atendió a comprender
la verdad de su obsesión:
“uno menos, uno menos”

cuando se percató
que ese uno ya era él
desde antes del amanecer.

Paco

¿Dónde iremos?

¿Dónde iremos, amor, después de este mundo inhóspito, clavado
en el centro de la dejadez, empeñado en ser sombra del
naufragio, desvarío atemporal, acordes sin voz?
¿Qué será de nuestra piel? ¿Cubrirá nuestros huesos
de amor? ¿Seguiremos templando el agua de nuestros
corazones? ¿Caminando sobre la epidermis del tiempo?
¿Devorando el espacio a base de mordiscos de paz?
Ya no habrá nada, ni restos de ese mundo rectangular,
que hemos cruzado transversalmente, con la
diagonal de nuestras almas enlazadas, no habrá
nada, ni respiración, ni recuerdos, ni idiotas que
se crucen en nuestra libertad, y si nos empeñamos
ni se escuchará el balbuceo amargo de la despedida,
nadaremos al rescate de los recuerdos, y allí
en otro mundo hecho para los que quieren seguir soñando
volverán nuestras miradas a ser espejo sobre espejo
para continuar asfaltando el camino de nuestros sueños
y traspasar nuestras almas un nuevo oasis en vuelo.

Paco

domingo, 28 de marzo de 2010

Nuestro mundo

Quiero desmilitarizar mis penas
armar mi esperanza
ser un legionario de
la incorruptible esencia de la libertad
agarrar tu sonrisa con mis manos abiertas
que suenen los violines de tu corazón
desprenderme sobre la escalada de tu mirada
y sentirme vivo
en este mundo de batallas sin tregua
en nuestro mundo de tristezas minadas.

Paco

El fin en el tiempo

Dos dedos medio muertos
sufren el tangible peso de un cigarro
sobre unos labios silenciosos y secos.

El tiempo huyó quien sabe dónde
ahora tan solo queda perderse
entre las frías miradas raptadas
por un horizonte descafeinado.

La vida trajo sorpresas, amores
cargados de emociones ambivalentes
vientos helados congestionando corazón
miserias repartidas a partes iguales en vena
sonrisas que aprendieron a sobrevivir
en el triste ayuno de la alegría.

La vida se llevó todo lo vivido,
no fue traición, estaba avisado,
y entre el humo del cigarro
y la indeformable ventana del tiempo
vaga en sus recuerdos el anciano.

Se repite a si mismo
no hay esfuerzo que no lleve
manantial de sangre viva
no hay pensamiento que no nazca
de la ilusión de poder pensar
no hay dolor que no vaya
lleno de perforaciones oseas a corazón
no hay lucha más grande
que aquella que te haga vencedor
ante las viejas angustias
de una muerte programada por el tiempo.

Paco

viernes, 26 de marzo de 2010

Una pena

No se ya como desangrar
esta pena escurridiza,
dónde instalarla para que sus ecos
no retumben mis entrañas,
no se por qué viene y va
sin permiso para circular por mis venas,
ni cuando será que la mate
de un balazo a mis recuerdos.

Paco

Tolerancia

Un sueño carnívoro se ha comido
todo el odio que quedaba en mi
dispersando los mares revueltos vividos
todo lo que sin querer torcí.

Me anclo con punta de amor
al significado de tu palabra
creo en ti y esa es la razón
de levantar la bandera: tolerancia.

Paco

De dirección equivocada

Abiertas las ventanas del vértigo
los serruchos de la lógica
el desalojo de la paz
la turquesa desangración de sus venas.

Expandidas las raíces de la locura
el crimen injustificado
los brazos cortando el aire
las piernas sueltas como sapos histéricos

Descendiendo bombas sobre cuerpos ya muertos
los huesos escarbando la tierra
gusanos devorando plácidamente restos calientes
dentaduras que sobrevivirán al frío hedor de la tierra.

Gordos psicópatas degollando al pueblo
violadores de la paz aventurados a matar
políticos orgullosos de corazón en trance
arrogancia y soberbia como glóbulos blancos y rojos.

Guerra asesina capturadora de dientes, dedos,
demonios y dioses,
paz disecada inmuta en su silencioso sepulcro
guerra tristemente de cruel dirección equivocada.

Paco

Frio o calor

Duermes cruzando horizontes de serenidad
tus ojos desnudos posan cubiertos por párpados
que acumulan el peso templado de mi amor.

Es tu mente ahora
una cueva desconocida incluso para ti
un revoltijo salvaje de historias de libre acción
una mansa pradera con olor a verde esperanza
que ridiculiza el aroma absurdo de este
mundo ambicioso.

Despertarás abrazada por la sutil transparencia
de mi recuerdo, y al abrir los ojos,
posaré víctima del amor
ofreciéndote un día más
lo que tu cuerpo necesite,
frío o calor.

Paco

lunes, 22 de marzo de 2010

Es la poesía

Es la poesía una hoja en blanco
para desalar las lágrimas, desencoger la rabia, acumular castillos, remover los cielos, desahogar los instintos, calmar la ansiedad, dinamitar las penas, enfurecer los fantasmas, inventar lo imposible, acomodar los sueños, diferenciar realidades, vencer la soledad, acorralar al odio, encender cigarrillos, chapotear cafés, saludar amigos, acercar labios, oscurecer tormentas, sorprender mentes y fortalecer la imaginación… entre otras cosas…

… es la poesía una hoja en blanco
para darle forma al silencio
y otorgar de voz estrucada a los dedos.

Paco

Tras el desayuno

Fue después del desayuno
justo cuando el café con leche cruzaba
los dentellados alaridos de desgana
por las interminables paredes de mi alma
fue entonces cuando
me entraron cucarachas en los ojos,
volaban desde el televisor
aterrizando en mis pupilas obstruidas,
mi ansiedad
con la que suelo pactar
cuándo y cómo hablar más de la cuenta
se vio vencida
abandonando las fronteras de la paciencia..
Me salpicó el odio
como quien se ve chapoteado
por un mar de rabia viva y repentina
y antes de abrir la puerta
y salir a trabajar
me puse mi chaleco de fuerza
para que mi locura desatada
no transformara mi libertad
en vagos trocitos de recuerdos
habitando los muros de una prisión.

Paco

La gran batalla

Una llamarada incontrolable
ha encendido la vela de mis puños
esta vez no le soplará al aire
apretará sus fuerzas contra el papel desnudo.

No más hundimientos nómadas
no más sumando descontentos
se acabó cubrirse con el velo de la tristeza
la guerra contra la desilusión
es cabalgar a caballos de la libertad
mojado por los besos del amor
o extraviado en el desamor aceptado,
la guerra contra la miseria estrellada
es no darle tregua a la desesperanza
y entender el día a día
como una gran batalla
contra la lágrima descontrolada.


Paco

El compás del silencio

Arrastra la noche un silencio en desuso
la atmósfera se torna gris, gris oscuro,
de valiente nebulosa nocturna,
la música de las estrellas
con su ritmo lunar
y de lento compás
va arrebatando a mis entrañas
cada una de mis caneadas miradas.

La música del silencio
se ha adueñado de mi calma
aquí donde el amor
atraviesa sueños sin ventanas
donde no hay buitres, ni murciélagos,
tan solo una entrañable pero
atropellada sensación
de mantenerme indestructible.

No voy a ser yo quien le diga
a los grillos cómo cantar más alto
cómo gritar gargantas en delirios,
no seré yo quien prepare
un brebaje enajenado
a las nubes que espantan
la luz hueca de la luna,
no lo diré, sino lo escribiré
aquí rachado de silencios libertinos
escribiré bajo el compás del silencio
cómo deben gritar los grillos
para derrocar esta falsa cordura
para que el silencio no se quede sin forma.


Paco

viernes, 19 de marzo de 2010

Ya es hora

Ya es hora de empastar los recuerdos
que no me gustan
para que no me coman
y se pudra mi alma por dentro.

Deseo darle la vuelta a este cuerpo
para que la gravedad
arrastre al infierno todo el malestar
que me devora por momentos.

Subir por la escalera de ese sol
que me mira y me veo
confundiendo las sombras rotas
recuperarme anhelo con tu amor.

Ya es hora de poner el reloj en hora
y dejar de remover porque sino muero.

Paco

jueves, 18 de marzo de 2010

Reencuentro

Caen las lágrimas
esta vez más despacio
más suaves
más cercanas
atraviesa la luz de tus ojos
el inmenso sentimiento
que aquí siempre te aguardó
en este cofre
de viejos recuerdos infantiles
en esta batalla interior
de ver cual fue el peor error.
Aquí están mis brazos
para ti
llenos de esperanza
en medio de esta isla perdida
que es el tiempo
y ahora que te encuentro
la profundidad de tus ojos
y la belleza de tus palabras
no hacen nada más
que confirmarme
todo lo que de niña
todo lo que te quise.

A Zaida

Paco

Dos alas

Voy a coserte dos alas
con los hilos de mis palabras
y la aguja que maneja
mi sangre revolucionaria
voy a coserte dos alas
hija mía
para que seas autónoma
y vueles libre algún día.
te haré de carne y hueso
para que aprendas que la vida
no es tan solo felicidad viva
que sufrir y llorar
forma parte de la verdad
y reír y luchar
te facilitarán el volar.
Luego te ayudaré
a tener tu propia voz
que nadie dirija tus sentimientos
y nadie pueda arrastrar tu alma.
Voy a coserte dos alas
con el amor de una comunicación
llena de respeto y sobre todo
humana
volarás libre algún día
recordando que tan solo es preso
quien se vende a las cadenas invisibles
quien se vende en exceso.

Paco

miércoles, 17 de marzo de 2010

Ejercicios de reflexión

Siempre me consideré un niño atleta
unos hacían ejercicios de flexión
yo, en cambio, me quedé atrapado
entre mis ejercicios de reflexión

Ideas que suturaban mis preguntas
para coser los labios de mis heridas
explicaciones que nacían
del misterioso mundo de la imaginación.

entre fantasías de sofá en espalda
y manos en la nuca
oscilaba el héroe social
que quemaba reyes
y los incineraba por si acaso

Entre años desbordantes
de adolescencia pirata
y primera adultez
con el escudo del amor en mano

fui construyendo castillos de reflexión
para ser lo que ahora soy:
una voz propia
de un atleta de la reflexión.


Paco

martes, 16 de marzo de 2010

Tras el muro de berlín

Calló el muro de berlín, se desplomó como quien cae muerto pero se sabe que irá a otra vida, y con sus sombras cubiertas por las ruinas, el muro desapareció y el comunismo se acabó. Llegó la paz, dicen. Llegó la nueva vida, cuentan. Los capitalistas se frotaron las manos, ya solo quedaba una pequeña isla cerca de Miami, gobernada por un diablo a ojos de los televidentes. Bueno, y la inmensa china, pero esos en occidente serían más bien considerados como extraterrestres de extrañas costumbres. Milenarios, sí, pero extraños para nosotros.

Calló el muro de berlín, y Bush padre se frotó las manos. Por entonces se invadió Panamá, claro, justificando que el hijo del diablo había impuesto una dictadura en aquellas tierras, y qué mejor que enviar a los soldados del país de la libertad para liberarlo. Lo que nadie supo, o no se quiso enterar, es que aquel hijo de satán cobraba una buena nómina por parte de los americanos y su nombre estaba dentro de los empleados de la CIA. En fin, dió igual, el muro comunista había caído.

Calló el muro de berlín, y tras él vino el muro de palestina, nuevos genocidios para viejos fantasmas. Se invadió Irak por primera vez, y un nuevo demonio llegó hasta los titulares de los telediarios capitalistas. Un tal Sadam, que sin saber por qué, perdió la guerra pero continuó con su dictadura, para años después orinarse en los pantalones tras ser su cuello degollado por una cuerda que lo mandó al otro lado. Había vuelto a ser otra vez el demonio, y claro, había que mandarlo a la otra vida, justo donde dormía el muro de berlín.

Calló el muro de berlín, pero cuatro niños ricos jugaron al monopoly con vidas humanas. Latinoamérica continuaba desangrándose, esta vez el genocida no era lo que habían llamado comunistas, creo que por entonces Stalin ya había muerto, y como consecuencia del juego de cuatro niñatos estúpidos, paises como méxico sufrían la vuelta e ida de empresas que no hicieron más que fabricar pobrezas y extorsionar vidas humanas, digamos millones de vidas humanas. Pero ya no había a quien culpar. El muro había caído. Y todos los paises latinoamericanos caían en el olvido mientras en nuestros ojos aparecía como abrir una cuenta corriente en el banco de santander, en el BBV o en cualquier otro banco de tu país.

Calló el muro de berlín, y los noventa fué una nueva época de nuevas guerras, nuevas miserias, nuevos crímenes corporacionales, nuevas tapaderas, nuevos inventos... para los mismos ricos.

Un avión un tanto confuso se estrelló contra aquellas torres que hicieron llorar al mundo entero. Bueno, al mundo occidental. Jamás se había vivido una catástrofe tan insoportable... a ojos de occidente. Los palestinos ya llevaban años y años viendo morir a sus niños, a sus abuelos, a sus mujeres, viendo piernas amputadas y renaciendo corazones cubiertos por ira justificada. En fin, sin querer alargarme, todo un cementerio humano sobre el que no había motivo para llorar: el muro comunista había caído.

Comenzaba el siglo y comenzaba una nueva guerra. La guerra contra nadie. Terroristas que se esconden y pueblos con mucho más miedo. Mientras tanto, Bush hijo se frotaba las manos. Nuevos campos para probar armamento, nuevos cuerpos violados, degollados, mutilados, para que las mismas cartillas bancarías de siempre engordarán hasta límites insostenibles.

El muro había caído. Así que ya no había culpables. El capitalismo nunca mató a nadie, no se puede juzgar a una corporación, no se puede juzgar a un asesino sin piernas y sin corazón. ¿Donde está el nuevo muro? Yo os lo diré. El nuevo muro está fijo, y firme, justamente a 50 milésimas de nuestras pupilas.

Paco

La ansiedad se quedó sin palabras

El papel sopla tres brisas ante mis ojos
con sus dos miradas de letras heridas
no se qué estrella me observará esta noche
entre las fábulas menguadas de mis dedos.

Asistiré a la victoria del cansancio
mi cuerpo mutilado por la desgana del sueño
tan solo un par de palabras al vuelo
y los ojos pisoteados por un dolor rancio.

Es hora de fabricar sueños desordenados
en este viejo baúl aún caben dos alas
me sobran ganas para seguir caminando
porque ya ando a atarme a tus manos.

Dame sólo un respiro, descríbemelo,
lo besaré con la única bandera que vuela
la de las miradas vivas en la oscuridad
la que arranca la lengua a la ansiedad.


Paco

lunes, 15 de marzo de 2010

La lucha que no puede faltar

Los sentimientos también tienen
su grupo de matones
sus vándalos
sus delincuentes
y ahí
en la orilla de tu boca
muere la felicidad
por inanición.
Invade lo que quieren
rastrean con odio
alcanzan la cima
de la desesperación
para recordarte
aunque no lo sepas
que eres humano
y toca sufrir.
Y si sufres
y los sentimientos
se tornan vengativos
plurales
cósmicos
entonces no te queda
otra cosa
que luchar
por recuperar la sonrisa.

Paco

Es fácil

Es fácil
dejarse llevar por el aire muerto
plantar un árbol en blanco
en el jardín de tus sesos
y esperar que galope el tiempo
a ver si llega a viejo.

Los navíos zarpan por tu sangre
buscarán nuevos horizontes
nuevo andares
la infatigable presencia del silencio
será la prueba de que en vida
estás muerto.

Como harapos viejos se agolparán
las frágiles presencias de tus ideas
ahí cautivas, presas
de un silencio que te hará llevar
por los sueños que arrastran pesadillas.

Es fácil dejarse llevar
por el empuje y socavones de otros
es fácil cerrar los ojos
y desplomarse,
ahora bien
si intentas ser tu mism@
a la larga incluso quizás
te sea todo más fácil aún.

Paco

Ilegal

Algo se pudre en la mente humana
gusanos ambiciosos de comer mugre
van devorando los hilos neuronales
de quien ser dios de la verdad se presume.

Algo se pudre en la mente humana
que construimos muros para enzular los miedos
que residan presos y hacernos débiles
ser huevo sin cáscara cerebo muerto.

Me ofrezco legal aquí en España
pero ilegal en el resto del mundo
tristemente seré número en papel
si huyo de esta tierra ilegal seré.

Paco

domingo, 14 de marzo de 2010

Luchar contra el dolor

Vuela alto la hoja de un árbol
arrastrada por las ásperas manos del otoño
la vigila tus ojos perdidos
en ese valle desencantado y rendido.

No es más fuerte quién más llora
la lucha es lograr en corazón primavera
salir adelante a golpes de galaxias
para lograr un nuevo universo de esperanza.

Vuela alto una sonrisa desde tu nube
empujada por la brisa de la luna escondida
al otro lado del dolor duerme el amor
esperando los besos de tu astillada flor.

Esperando los besos de tu astillada flor
la derrotá será, bien seguro, del dolor.

Paco

Tijeras en la cabeza

Tengo unas tijeras en la cabeza
para cortar las ideas que no me gustan
esas que cruzan de oreja a oreja
cortantes como palabras afiladas.

Tengo una válvula en la cabeza
que oxigena mi libertad derrotada
bombea ideas limpias
contra todo constructor de odio.

Tengo unas tijeras en la cabeza
para cortar todo aquello que me muerda
y si algún día muero en lo que soy
trocearme el corazón
para no sentir dolor.

Paco

sábado, 13 de marzo de 2010

Cuando pensar formaba parte de la humanidad.

Es indudable que razonar no ocupa el primer puesto en la larga lista de ocio de los españoles, supongo que en el resto del mundo la tragedia del razonamiento calzará las mismas botas, aunque quiero creer que existen lugares con mejor futuro que el que cubre las estrellas del techo donde sueño. La victoria de la ignorancia venderá cara sus falsas verdades, e incluso llegará un tiempo en el que no seamos conscientes que el proceso evolutivo del ser humano es algo más que dejar la mente en blanco y permitir que decidan por uno mismo.

Es curioso ver cómo vamos retrocediendo en el tiempo, cómo el tren sigue al humo que va echando, es decir, vamos hacia atrás, pero tranquilos, quizás no sea esto un problema a corto plazo porque alguna ventaja debía tener eso de no razonar: no darse cuenta de la realidad.

La gente tiende a ofrecer sus ojos a un televisor. Con ello no sabe que no vende solamente las telarañas de sus ojos, sino cada una de las neuronas que trepan por ahí arriba y que buscan una salida., o una excitación, una simple sinapsis que de vida al cogote sapiens. La gente se olvida de pensar. ¿Porque no sabe, no puede, o porque no quiere? Posiblemente se den todos los casos, pero siempre con un mismo final: la gente no piensa.

Tenemos el futbol, claro. En estos tiempos oscuros que corren y que nos van matando poco a poco, se recrea la ilusión de ganar un mundial con nuestro equipo nacional, esos mismos individuos que dicen nos van a representar pero que sin duda alguna les importamos bien poco. Tenemos la liga de futbol, eso es semanal. Qué mejor manera que pasar un domingo después de una árdua semana laboral, claro quien se pueda permitir eso de disfrutar de una semana laboral, que tumbarse en el sofá viendo futbol, o escuchándolo por las ondas del aire, o esperando al domingo próximo para saber de más futbol. Es la excusa perfecta para entablar un diálogo en el ascensor, en el trabajo, en la calle. Es la excusa perfecta para discutir con la propia razón de uno mismo, lo que te permite insultar, regresar a casa enfadado, o mirar a la luna con los ojos perdido de un pobre loco. En fin, el futbol es la gran mentira que parece que es lo único que nos une socialmente, lo único que haría saltar a la gente a la calle y decir: basta. Y esto, queridos lectores, es mucho más triste de lo que podamos llegar a pensar.

Tenemos las consolas. No solo para niños, también para el más adulto, con sus mandos fantasiosos, y sus calidades gráficas cada vez mayores, sus juegos de violencia y sus muros escondidos para que no pensemos en lo mierda que es esta vida. Las consolas son el nuevo reto educacional. Por ellas van a pasar la mayoría de los ojos de los niños de los paises ricos, o mejor dicho de los paises egocéntricos. Dentro de unos años los niños permanecerán atados con cables indestructibles que irán desde las consolas hasta un casco especial que atrapará sus cabezas, quizás sangren de arriba abajo, o incluso puede ser que los niños salgan de casa idiotizados del todo, pero no importa, la función de las consolas nunca será ofrecer educación a los niños, y mucho menos el objetivo de los padres. Si han estado quietos durante gran parte del día, habrá valido la pena.

Tenemos una larga lista de cosas materiales, de bienestar subjetivo,que nos harán mirar hacia otro lado. Qué mas da el resto del tiempo, qué mas da si llego a fin de mes con la lengua rascando el suelo y los bolsillos vacíos como cada fin de mes. Qué mas da. Lo entiendo. Uno quiere descansar, ya trabaja mucho de lunes a viernes, sin ver a la familia, con los huesos a cuesta, maldiciendo el despertador, escupiendo a los ojos de los demás conductores, saltandose las reglas morales porque un grito vale más que mil silencios. Qué más da. Lo entiendo. Y lo entiendo porque se que la gente no quiere pensar, es demasiado coste para un cuerpo muy cansado eso de intentar preguntarse el por qué de las cosas, y mucho más intentar plantearse soluciones a los problemas que no queremos ver. Qué mas da, si ya piensan por mi.

El problema de todo esto, es que cuando queramos darnos cuenta de que para solucionar los problemas primero hay que pensar, entonces, y solo entonces, nos daremos cuenta que estamos verdaderamente jodidos.

Paco

Maneras de amar

Hay quien utiliza el amor
para limpiar sus pulmones enroscados
y hay quien utiliza el amor
como arma vengativa contra la soledad.

Hay quien utiliza el amor
para poner en práctica
las más sanas emociones humanas
y hay quien utiliza el amor
sin haber leido antes
su manual de instrucciones.

Hay quien utiliza el amor
a ciencia cierta y a ciencia ciega
pero se utilice como se utilice
las calles del amor están llenas
de puertas cerradas, y
de puertas abiertas.

Paco

Mañana

Tanto salir a la calle en busca de personas
y ayer a quien no vi fue a mi mismo
sin sombra de lo que en sueño quise ser
naufragué en un sucio mar
de emociones ebrias.

Más cercano a un fantasma que a una persona
floté entre las caóticas angustias
de un Ser que pretende ser algo.

Perdido en medio de la borrasca
sólo encontré un refugio
saberme preso del tiempo
y reconocerme libre mañana.

Paco

Qué te queda

Dime qué te sobra, qué te queda,
dime qué hay en ese vaso
de cristal opaco
donde no penetra la penumbra
de otros ojos.

Dime qué no gastaste, qué sobrevivió
bajo ese telón oscuro
que son tus ojos como muro
donde bailaron escenas de venganza
sus gatos muertos sin sus siete vidas.

Dime qué no enterraste, qué resucitó
de tu capacidad humana
dímelo aunque sea
a cuenta gotas
que daré por buena
cualquier reacción tuya

cualquier reacción humana.

Paco

De dos en dos

Le hemos puesto nombre y apellido al Amor
extirpado el sarro a base de besos
enfriado sus defectos
y dejarlos congelados
no solo milimétricamente helados
sino también atrapados
en el tiempo.

Le hemos ofrecido nuestros cuerpos al Amor
campo nutriente de alimentos vivos
vías de escape para el placer
guerreros de flecha en mano
acorralando los viejos vestigios
del aburrimiento.

Le hemos escrito más de un poema al Amor
inventado adjetivos cocinando letras
que desvelan este cuento social
simple y sin grietas
pero sobre todo lleno de bondad.

Hemos sido dos plumas frágiles
los dos ojos de una misma luna
tu el viento y yo su aliento
otorgándole de equilibrio
a las frías distancias de todo lo perdido…

simplemente sumando
de dos en dos.

Paco

Unos minutos con Mario

Hoy he salido al balcón
con Mario Benedetti
de nuestro encuentro
ha nacido esto
ganas, muchas ganas
de escribir,
un alegre recuerdo
mirando al cielo
y una fuerza humana
revolucionaria
y muy, muy pagana.

Paco

jueves, 11 de marzo de 2010

Paisaje

Nunca me gustó escribir sobre paisajes
eso lo dejé para los poetas de verdad
pero ahora tu paisaje otorga lugar a la
necesidad de describir
el templo de nubes que bordean
tu fantasiosa aura.

Mis ojos se disfrazan de luna
cuando mi corazón recorre en tren
la travesía que va desde mi mirada
hasta la hermosa galería de tu piel.

Qué hacen aquí todas estas emociones
quien les ofreció esta alma perdida
tu, expulsando el amor
del reino de la soledad
te miro, y descanso en el lago azul
que esconde tu misteriosa sonrisa
gigante, humilde, armoniosa
la convivencia de nuestros labios
en este permanente aroma de sensualidad.

Es tu voz la solución a
la falta de oxígeno en mis venas
la selva de tus cabellos
aromatizados por una fragancia propia
es bálsamo que enjabona mis sentidos.

Voy a ti no solo de vacaciones
voy para siempre
codo a codo, lágrima a lágrima,
beso a beso, y
sobre las praderas de tu cintura
los pájaros picotean el maíz
que mis labios van brotando
vendiéndole espera eterna al desorden
provocando que la tragedia sea
una compleja trama ajena.


Paco

Prejuicios de mono

Qué haces ahí perdida
manchando el cristal de pena
las agujas del reloj de color púrpura
para una vida de alegría enlutada.

Lo peor no es el desierto de la muerte
sino el altar de la desolación en vida
que amarga tu garganta
a ritmo de mañanas arañadas.

La culpabilidad ha cubierto tu rostro
de sonrisas muertas
y entre tanto entierro facial
te has olvidado de sonreír.

Nadie quiso entender
que tan solo llorabas para sanar
los proyectos de vida
que siempre fueron náufragos a la deriva

que este estúpido aliento de culpabilidad
se lo han inventado
unos hombres que no se enteraron
que la vida viene de la mujer.

Mastica los prejuicios
y mánchalos con las caries de tu libertad
échate a vivir como luz del sol en mar
que nadie te puede obligar a llorar.

Archiva la mentira, rastrea
el rastro bucólico de tu felicidad
encontrarás una sonrisa viva
donde dicen solo cabe el silencio.


Paco

miércoles, 10 de marzo de 2010

Tu lo sabes bien

Tu sabes bien qué vive aquí adentro
qué es ese reflejo que nace en este
cristal de vaho, efluvio de amor en
mis punteados ojos, inmensa
regeneración de la piel de mi corazón.

Tu sabes bien que sigo siendo
el mismo niño que soñaba ser libre
quien se refugiaba en los fríos
escondites de su sonrisa
y volaba de nube en nube
rebuscando entre las sobras de la esperanza.

Tu sabes bien que ya no soy
tinta sobre el papel en mar
ni el punto inmóvil preso de la inexistencia.
tu sabes muy bien que este trago de amor
acalló los aullidos de una lejana luna
y que de aquel primer sorbo
nuestros labios bebieron
saboreando un nuevo principio
sin precipicios.


Paco

martes, 9 de marzo de 2010

Un joven se marchó

De la pared cuelga
una serpenteante ráfaga de sangre
expulsada a ordenanza de dedo
de su cuerpo ahora muerto.

Pedro es ahora un simple recuerdo
fortalecido por la ira de la imaginación
ver caer un cuerpo joven a deshora
parece que agrieta las emociones de quien llora.

La bala se escapó cargada de realidad
un aire violento dibujó auras endemoniadas
la verdad presente es ver a Pedro en recuerdo
su asesino ha sido relegado
a simple burocracia de un cargo nuevo.


Paco

domingo, 7 de marzo de 2010

Aprendiendo a amar

Está decidido no cambiaré el mundo
inquieto muñeco de manos de cartón
enfurecido bajo los párpados de la desobediencia
abro ventanas para que entre
aunque solo sea un poco
un poco de aire limpio
letras que desangren mi odio
y todo amor en la retaguardia.

En qué creo, dicen
en la humanidad quiero creer
que debe ser algo más que un simple recuerdo
atascado en las tuberías del tiempo
todavía quedan días para afeitar al destino
ser algo más que reptiles sin dientes
para darnos cuenta que el amor
el amor también forma parte de un aprendizaje.

Aprendiendo a amar
la garganta reciclando saliva
pa que no se ahoguen las palabras en agua sucia
sumando victorias en este coladero de esperanzas
sombra humana sin refugio
aprendiendo a amar
para mantener el equilibrio de la balanza.

No guardaré reflejos del miedo que me conquistó
disimularé mis defectos para olvidar
que no puedo volar sin alas
pero sí con sueños
olvidando los resquicios de lo imposible
viendo y viviendo en una ciudad
de personas que quieren ser personas
y entender, con mucho amor,
la poesía del corazón de la palabra
de la humanidad
del querer ser personas.

Aprendiendo a amar
la garganta reciclando saliva
pa que no se ahoguen las palabras en agua sucia
sumando victorias en este coladero de esperanzas
sombra humana sin refugio
aprendiendo a amar
para mantener el equilibrio de la balanza.


Paco

jueves, 4 de marzo de 2010

Mariposa de alas verdes

Una mariposa de alas verdes
cruza mis dientes en dirección pulmón
aletea con su sonrisa sofisticada
mi quebrantada garganta
en medio de una revuelta
de neuronas inquietas.

Una mariposa de alas verdes
navega entre las dulces aguas
de mis venas, clava la bandera
de la paz con firme amistad,
y envuelve de manto amor
los enigmas que en mi
me restan por descubrir.

Paco