"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

domingo, 28 de marzo de 2010

El fin en el tiempo

Dos dedos medio muertos
sufren el tangible peso de un cigarro
sobre unos labios silenciosos y secos.

El tiempo huyó quien sabe dónde
ahora tan solo queda perderse
entre las frías miradas raptadas
por un horizonte descafeinado.

La vida trajo sorpresas, amores
cargados de emociones ambivalentes
vientos helados congestionando corazón
miserias repartidas a partes iguales en vena
sonrisas que aprendieron a sobrevivir
en el triste ayuno de la alegría.

La vida se llevó todo lo vivido,
no fue traición, estaba avisado,
y entre el humo del cigarro
y la indeformable ventana del tiempo
vaga en sus recuerdos el anciano.

Se repite a si mismo
no hay esfuerzo que no lleve
manantial de sangre viva
no hay pensamiento que no nazca
de la ilusión de poder pensar
no hay dolor que no vaya
lleno de perforaciones oseas a corazón
no hay lucha más grande
que aquella que te haga vencedor
ante las viejas angustias
de una muerte programada por el tiempo.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario