"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

lunes, 22 de marzo de 2010

Tras el desayuno

Fue después del desayuno
justo cuando el café con leche cruzaba
los dentellados alaridos de desgana
por las interminables paredes de mi alma
fue entonces cuando
me entraron cucarachas en los ojos,
volaban desde el televisor
aterrizando en mis pupilas obstruidas,
mi ansiedad
con la que suelo pactar
cuándo y cómo hablar más de la cuenta
se vio vencida
abandonando las fronteras de la paciencia..
Me salpicó el odio
como quien se ve chapoteado
por un mar de rabia viva y repentina
y antes de abrir la puerta
y salir a trabajar
me puse mi chaleco de fuerza
para que mi locura desatada
no transformara mi libertad
en vagos trocitos de recuerdos
habitando los muros de una prisión.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario