"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

miércoles, 21 de abril de 2010

Aquí, justo perdido donde nadie me puede escuchar

Aquí, justo perdido donde nadie me puede escuchar
soy una pluma cautiva en busca de tu frescor
la lejana sombra de tu luna no llega a mi boca
no podré morderla esta noche y mi alma andará loca,
loca o extraviada, justo perdido
donde nadie me puede escuchar
soy un himno desafinado
con el que las estrellas juegan a lapidar
soy el signo del interrogante con chepa
que no sabe hacia donde irá
hacia donde cabalgarán sus sueños
ni sus huesos
donde habrán comido hoy mis recuerdos
que no se ya ni qué pensar.
Uno no se acostumbra al extraño trayecto
de la noche sin ti
tantas galaxias cruzando mi mente
que al final me importa un carajo
que el universo se expanda
y que la luna siga muda allá tan solitaria
y que el sol tiemble de horror al otro lado
y que los otros no se den cuenta
que Dios ha muerto,
me da igual, me da igual todo
a la mierda diría alguien más,
Tu, esa es la única verdad
la que inmacula de verde mi corazón
la que desprende el veneno de la soledad
por el angustioso moho del olvido,
tan solo quiero lanzarme a tu cintura
y hacer de ti una media luna
tan solo quiero perderme en tu piel
y reconocer al amanecer
los huesos de tu olor en las sábanas.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario