"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

domingo, 25 de abril de 2010

Eterno espejismo

Qué fermento fui
que no me reconocí
que anduve tieso en el desequilibrio
desorientado caótico
como buen maltrecho bebido.

Vertido el riego continuo de alcohol
mis venas se desbordaron
apestando a suspiros de descontrol
más no hubo por mi parte empeño alguno
de querer detener
aquel descalabro etílico
que perdí la cuenta
cuando el número de cubatas
marcaba los 13 en punto.

No recuerdo en qué momento
destrocé mi piel contra aquel espejo
no recuerdo cuanto tiempo
estuvo aquel otro yo
hablándome con su boca desgastada.

Pero sí puedo asegurar
pese al enfado propio de mi vergüenza
que aquellos tantos minutos
hablando conmigo mismo
los recordaré siempre
como un eterno espejismo.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario