"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

martes, 4 de mayo de 2010

Empujado por el desaire

En los parámetros en los que me muevo
mi libertad es simple ruedo, ruego
a la calma que logre adivinar
el umbral de esta cueva sin salida.

Vengo de tropezar con el silencio
engullido por una ola de este mar de ideas
con el que sueño erosionar
la milenaria roca que me impide gritar.

Y el desaire me llevó,
me conquistó, me envenenó,
y el desaire me llevó a querer

ser algo más que un olvido en la historia
o el recuerdo muerto en un vivo que llora
y el desaire me llevó a querer
ser una voz que atrapa lentamente
esta esperanza giratoria
ser simplemente una voz
que salte sus propias olas.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario