"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

martes, 25 de mayo de 2010

En mi caso estar en la luna

En mi caso estar en la luna no es pinchar un palo y presumir de estrella, en mi caso estar en la luna es sufrir diferentes metamorfosis que hacen que mis sueños se soplen a si mismos empujándose por los aires de mi corazón.

En mi caso estar en la luna es flotar perdido atascado en mis propios pensamientos, y girar hacia donde no quiero tropezando con el dócil beso de cualquier obstáculo, sentirme preso del espacio intentando salvarme siguiendo como un indio las señales del humo.

En mi caso estar en la luna es vaciar plácidamente una fría lata de cerveza mientras mi alma se acomoda entre la invisible fragancia de la música y visto mis sentidos de traje y corbata.

En mi caso estar en la luna es prenderse de silencio cuando alguien que no interesa habla y habla, y perderse lentamente en pensamientos dispares que te alejan de una conversación insulsa y desinteresada.

En mi caso estar en la luna es lanzar un huevo al vuelo ante la mirada desafiante de tu propia madre, y cuando el huevo desciende hasta la altura de tu mano derecha, volverte petrificado y observar la muerte involuntaria de un huevo... y los ojos de tu propia madre que te arrancan la cabeza del cuello.

En mi caso estar en la luna puden ser muchos instantes cotidianos, pero sin duda alguna el más especial y más enigmático que me describe como visitante lunar, es ese en el que introduzco con todo mi amor mis ojos en los tuyos y me demoro como queriendome ser amo y dueño del tiempo, y así, sin pensarlo, acabo preso de un beso que se desploma libre sobre tus labios.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario