"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

martes, 8 de junio de 2010

El abecedario inconformista. A. Anarquía.

Comenzaré formulando una pregunta, una pregunta abierta para que razonéis y ejercitéis vuestra imaginación. Bien, si yo os pregunto por la palabra “Anarquía” ¿Qué os viene a la cabeza? ¿Qué palabras asociáis? ¿Qué significa? Bien, os dejaré un momento para que lo reflexionéis y yo esperaré aquí.

(MOMENTO DE REFLEXIÓN)


¿Ya? Está bien. Seguramente a muchos de vosotr@s se os haya pasado por la cabeza las ideas de caos, desorden, descontrol, y si lo aplicamos a una sociedad que viva en anarquía más de un@ habrá pensado en violaciones, robos, atracos, violencia, violencia, violencia….
¿Es eso cierto? ¿Significa eso la palabra anarquía? Veámoslo:
Según un diccionario enciclopédico de editorial bien conocida que no pienso escribir aquí, uno de esos libros que pesan más que la vida misma, al buscar y encontrar la palabra anarquía nos encontramos con lo siguiente:
1. Forma de organización social que se basa en el respeto de las libertades individuales.
2. Situación de un país caracterizada por la ausencia de un gobierno con la autoridad necesaria, y que está sumido en conflictos desordenados.
3. Desorden, confusión.

Veamos, para comenzar hay que empezar por lo primero, como debe ser, y la primera definición que observo es la de “organización social” basada en “libertades individuales”. Me quedo con esto, organización social, libertades, libertades, libertades.

Si hurgamos en la bala que apunta a la realidad, en la segunda parte nos cuentan que se trata de un país con ausencia de gobierno, ahora bien, añaden subjetivamente, y digo añaden porque el diccionario está controlado por quien nos mueve como marionetas encajonadas, el aspecto subjetivo de “autoridad necesaria”, para concluir que está sumido en conflictos desordenados. Este aspecto estaría bien que se pudiera demostrar, ahora bien, no se ha dado oportunidad alguna para poder llevarlo a cabo y por lo tanto no sabemos si en una organización anarquista se producirían estos conflictos.

Si repasamos la historia de España, durante la guerra civil española, se puso en marcha diferentes organizaciones anarquistas de campesinos mediante la colectivización de las tierras, y claro, funcionó demasiado bien como para que se haga público, y funcionó tan bien que los Estados Unidos de América tuvieron miedo de que este hecho pudiera avanzar y nos dejaron en nuestra sintonía con la muerte de manos de un fascista que produjo el caos, el terror , la “autoridad necesaria”, el hambre, la ignorancia, la confusión, el analfabetismo y sobre todo violencia, violencia, violencia.

No pretendo hacer de esto una apología del anarquismo, dejaré claro que no soy anarquista, aunque sueño con serlo, dejaré claro que no soy nada, por lo tanto soy algo, un simple libre pensador, curtido por su acierto y su error, y tan solo deseo hacer de esto una reflexión y desgarrar el maquillaje grotesco que han puesto como etiqueta a la palabra anarquía. Nos han enseñado a tenerle miedo, asociada con violencia y caos, y lo que nos proponen los dueños del mundo es una vida esclava con la autoridad necesaria, mantenida por una violencia que protege a los dueños de todo.

Dejo caer aquí mi última reflexión sobre el tema. Hablo por mi mismo y no pretendo hacer de esto una verdad mundial, pero uno mismo, que día tras día lucha en esta vida por encontrar los callejones por donde se esconde la felicidad, prefiere vivir en una sociedad de libertades individuales donde mi libertad sea igual a la libertad de todos los demás habitantes. En cambio, el mundo alternativo que nos han impuesto dicen se basa también en una libertad, pero una libertad a cambio de hacer a otr@s esclavos. Mi libertad no puede mantenerse a base de esclavizar a otr@s. Mi libertad no está en venta. Ni fabrica esclavos.

Otras palabras interesantes con la A: Amor, Autonomía, Abrazo, Amistad, Altruismo.

Paco

4 comentarios:

  1. Me encanto tu reflexion y explicaciones, como bien sabes que comparto contigo esos pensamientos, seguiremos con construir nuestra libertad.

    ResponderEliminar
  2. La libertad la debe hacer un@ mism@, quizás existan tantos conceptos de libertad como personas habitan el planeta, lo importante es que uno mismo dentro de las cadenas que nos imponen consigamos ser felices, y no creernos las mentiras. Para sentir las caricias de la libertad hay que saber ver las mentiras.

    ResponderEliminar
  3. Comparto contigo ese concepto de libertad-



    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Beatriz, el concepto de libertad es muy subjetivo, pero tiene que tener unas bases claras, y entre esas bases tiene que estar la de ser todo el mundo libres, no se puede hablar de libertad si esa libertad esclaviza a otros.

    ResponderEliminar