"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

lunes, 14 de junio de 2010

El abecedario inconformista. C. Cobarde.

A marchas forzadas voy poniendo en forma mi corazón, sus latidos, sus gemidos, cosiendo sus heridas, desatando su locura, razonando su incomprensión. Las estrellas escuchan en este silencio, saben que estoy perdido en el monte sonoro de los Queen of stone age, devoro los instintos que me comen por dentro y enjuago mis ideas con sus guitarras. Mientras tanto me atraganta el sudor de una palabra, me afila los dientes, afina la voz de mis dedos, me hace entender mi autorabia.

No puedo hacer de mis manos algo que mate y de mi corazón algo que no funcione. No podéis pretender que despedace vidas y que me sienta un héroe. Yo no soy un héroe. Ni lo pretendo.

A ningún ejército le prestaré jamás mi tiempo, si no es a base de palabras que vistan de desahogo para escurrir la rabia de mi alma. A ninguna mentira le venderé mis ideas y aunque siga siendo esclavo, aunque me pierda a veces en los límites de mi ignorancia jamás conseguiréis atar un arma a mis manos.

Adiestrar el aire que respiro, sacarme los alfileres de mis retinas, hacer de mis heridas un campo de girasoles, a eso aspiro, a lavar mi corazón cada mañana, a esconderme en esta jaula donde la música doblega por momentos sus barrotes, y los derrite, los seduce, haciéndolos añicos. A eso aspiro, a ser una pausa ardiente en las manos de mi amor, a escribir las sombras de mi imaginación, perforar la maquinaria de mis errores, estrechar el mar para repartir rios de humanidad por mis venas, y aprender. Sobrevivir, ay, cuánto cuesta entender que estás vivo, alzarme del caos, una y otra vez alzarme, pero no contéis conmigo para la guerra, no creáis que puedo ser militar, no penséis que matar es tan sencillo, yo desde luego, antes que héroe, prefiero ser cobarde.


Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario