"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

miércoles, 16 de junio de 2010

La casa en la calle

Todos los días pienso en esas personas que pierden sus casas. En sus miedos. En sus injusticias que no son suyas. En los banqueros que se apropian de sus vidas y deshilan la Constitución desahuciando el alma de las personas que construyen la vida. Todos los días pienso en esas personas, que se les ofrece la calle para dormir, ahí los niños tendrán los parques más accesibles por la noche, y el frío será un virus que resida dentro del cuerpo, aunque sus cuerpos no se harán inmunes al dolor. Todos los días pienso en esas personas, sin trabajo, ya se les niega hasta la oportunidad de ser esclavo, ya nos quitan hasta las horas que nos hacen ser muertos vivientes. Y leo en la historia, es una historia de reyes, de poder, de nobleza, de invasiones, de burguesía, de decisiones políticas… Y observo en los telediarios… no observo nada. Nadie habla de la gente que por obligación ocupa las calles como vivienda, mientras el banco acordona un piso vacío para que las arañas impongan sus muebles. Nadie habla de los sin casa, esos que la tenían pero se las robaron, los ricos, los de siempre. Y nunca en la historia, y menos ahora, se hablará del pueblo. Siempre nos quedará un Rey al que aplaudir y un Mundial sobre el que coser una nueva sonrisa, por muy endeble que sea, y aunque los niños tengan que ver la televisión desde la calle, a orillas de una ventana de un bar medio vacío, siempre nos quedaremos sin protestar porque es la Ley quien lo dictamina, como buena dictadora, como siempre. Y nunca la historia habló de nosotros, para eso están hechos los políticos, y las mentiras, y los reyes.


Paco

1 comentario: