"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

martes, 29 de junio de 2010

Rutinas I

La ropa esperando

con la mirada de una

loba herida

asumiendo que será desmontañada.

La comida dividida

en piezas de páramos aromáticos

aullando como un lobo

a luna llena

esperando mutar a comestible.

Ajos, patatas, aceite hirviendo

con su rabia intacta, instintiva,

sartén espantada en sus auto-alaridos

en silencio el arroz espera su turno

yo mastico cerveza.

Átomos de basura esparcidos

en esta alfombra eterna

la invisible

la corrupta

la hostil

mopas y escobas en la batalla diaria

paseos cautivos

la furia del viento

cargada de arena

me arrastra al

volver a empezar

volver a ser rutina.

Vencido.

Un beso de una niña

que cura cualquier compleja herida

un beso de una mujer

que arrincona la exasperante

virtuosidad de la soledad

un tránsito de aquí al sol

pasando por las ventanas abiertas

de la luna,

esto es lo que hay

una rutina bien llevada

que otras veces

me aplasta sin remordimientos

un cuerpo que anda y circula

por encima de sus deshechos

y que se mantiene

con la sonrisa entreabierta de sus huesos

envuelto en su propia piel

y rutinario

como señala diariamente

la mirada de la flecha

del reloj de siempre.

Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario