"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

sábado, 31 de julio de 2010

Un rato a las 09:00 A.M.

Sentado en el bar

con las piernas en ruinas

y el estómago bocabajo

hundiendo la mirada

en las vísceras del aire

mis ojos se pierden

buscando las huellas del descanso

no pienso en algo

no pienso

solo

pernocto en mi propio misterio.


La espuma del café huele azul

un autobús frena en seco

y me giro a entretener mi aliento

descienden los viajeros de rutinas silvestres

ahogo mis pupilas

en los mares revueltos de Cortázar

y trepo sobre mi silencio

que tiene la fea costumbre

de ser muy alto

y un tanto travieso.


Desatasco el hambre masticando ideas

en medio de un universo

de paisaje herido

la soledad creciente

es aquella

que come seres vivos

sin tener apenas hambre

por fortuna, o por naturaleza

a la soledad

también se le puede

dar muerte.


Paco

viernes, 23 de julio de 2010

Cuando sopla la rabia

Afloja un poco

separa tu rabia

de tus labios mordisqueados

deja de ser

viejo perro ladrador

muerde

muerde balas que no matan

las podrás digerir mejor

y con ello

ofrecerle entendimiento

a la tan ególatra

rabia

que te mece como pluma descontrolada

en los sótanos de su viento.


Paco

Puertas en la noche

Deshilachado como el atardecer

lúcido como la noche

distante como el amanecer

así es mi insomnio

ese loco compañero

de extensos y deshabitados

pasadizos

lleno de puertas

que no van

a ningún lado.

Paco

jueves, 22 de julio de 2010

Mañana

Se siente vencido

una vez más

el día

perdido tras veinticuatro horas

como veinticuatro balas perdidas

en el estómago del destino

bajo la atenta mirada de la incertidumbre

bajo unos remordimientos todavía por dominar

volvió a ver el día

gritar sofocadamente a las ruedas auxilio

trotar los niños

buscando la poción mágica para no crecer

volvió a ver el día

tumbarse las sombras a la cama

antes de que la noche

las volviera intransitables.


Ha vuelto a ser hoy

el día de conversar sobre el tiempo

de saludar en el ascensor

y mirar el techo

de hacer cola en el supermercado

y no saber si sentirte un desgraciado

o un afortunado

hoy volvimos

a mirar desde el cielo

y fuimos una vez más

esas hormigas predispuestas

a seguir siendo obedientes

y trabajadoras.


Hoy, todo ha vuelto a ser igual

la resistente asfixia con la que

sobrevive un ciudadano de a pie

sin boca y sin ojos

propios

fue igual

la ausente estela de empatía

que no hay forma de hacerla brillar

fue igual

la patente y previsible

exposición de estupideces

con las que uno tropieza

insistentemente

cada vez que entabla

conversación

con el tan agujereado tema

de los extranjeros.


Hoy volvió a perpetrarse

una compleja trama

que nos mantiene a todos

en condición de sin voz

hoy volvieron a olvidarse

dos conocidos

que se cruzaron

en tiempo y espacio

hoy volvió a faltar

como es de costumbre

unas ganas naturales

de reír y estallar.


Hoy volvieron a sucederse

las destructoras discusiones de pareja

que convierten a dos en uno solo

y además medio rancio

volvieron a sucederse

los descalabros múltiples

la alarmante necesidad de comprensión

en una sociedad de defectuoso porvenir

volvieron a sucederse

el tránsito fatigable

de los viejos fantasmas

los miedos en trance

que se clavan en la duda del alma

las alegrías estériles

que de vez en cuando

asoman para luego

apresurarse al abismo del olvido.


No es que yo piense

que mañana será desigual

espero

con la convicción que me otorga

esta confusa pero puntual esperanza

que mañana

simplemente

no sea hoy

y sea

por fin

mañana.


Paco

Factura

A mi que nunca

me gustaron las cuentas

que no compro sueños

más bien vendo sueños

porque me sobran

porque me esperanzan

a mi que nunca

entendí de números

que nunca debí

nada a nadie

me pasa ahora

la vida factura

una pequeñita

una tramposa factura

me sucede que

comienzo a sentir dolores

donde antes se extendía

un alargado desierto

sensitivo

dolores sin fractura

y a pesar

de su precisión

y su constancia

he de decir

que no me importa

del todo

estos anónimos dolores

mientras no hurguen

en las mareas

de mi corazón.


Paco

miércoles, 21 de julio de 2010

El abecedario inconformista. G.Guerra.

La ciudad ya no es lo que era

otorga silencio a las ratas, se

eriza en su helado silencio

se ha quedado sin sombras

los techos duermen a ras del suelo.


Se cuela un fétido olor

entre dos semipiedras angostas

un cuerpo descompuesto

dejará sus huesos a merced

del olvido, a gran distancia

su llanto descosido e impío.


Religiones, poder, locura,

todo tiene cabida

para amaestrar la muerte

para seducirla

para hacer de ella

una paz en rebajas.


Caminan los caminantes de siempre

los caminantes de turno

a espaldas de un horizonte

de dorado luto, acuchillado

e hirsuto, degollado y prófugo

queda lejos la sensación de vivir

demasiado cerca

el olor de las bombas

pudriendo hoscamente

la esperanza.


La ciudad ya no es lo que era

muerta con sus muertos

dio vida a nuevos ricos

al estrangulador invisible

a la angustia rociando gargantas,

indivisible, glacial angustia,

y calla, la ciudad,

silenciosa

como los grillos que nadie ve

y que sueñan al amanecer.


En el suelo

al otro lado de la crujida calle

descansa el cuerpo

de una niña gótica

con su rosetón en la frente

y su boca descarnada

que no para de avisar

por aquí pasó

el señor de las balas.


Ya no vale nada

seguiremos arrugados

en nuestros laberintos

siendo parte de esta

rencorosa irracionalidad

ya no vale nada

los muertos no valen nada

los vivos con cenizas

en el corazón no valen nada,

las protestas disueltas

y compradas no valen nada,

el arrepentimiento seguirá siendo

falso, la verdad una mentira

lo cierto

es que ya no vale nada

todo está muerto

pero sobre todo

nuestra capacidad de aprender.


(No hay que olvidar nunca la guerra, sus miserias, sus injusticias, sus terrores. Nunca puede ser una moda, un vehículo para lucirse, ni una palabra sin decir nada. No tenemos que olvidar que la guerra sigue viva, matando diariamente a millones de personas, y no hemos de olvidar, sobre todo, que todos somos culpables, los gobiernos, sus ciudadanos y nuestra poca capacidad de aprender de los errores. Lo mínimo que podemos hacer es hablarlo, para no olvidarlo, para ver si alguna vez luchamos de verdad por erradicar el mayor horror y el más trágico error de la vida humana).


Paco

lunes, 19 de julio de 2010

Me levanto

Me levanto y me calzo los pensamientos. Despego mis párpados con un sutil encontronazo contra la misma puerta de todos los días y me abofeteo contra el agua para averiguar quien andará esta vez. Híbrido desconforme.


Mis ojos no mienten. De nuevo el hierro estrechando rencores en mis pupilas. Voy a ver qué me cuenta la vida, voy a amontonar unos cuantos recuerdos para jugar al delirio en mis horas muertas, voy a sentar los vértigos en esta tardía y áspera respiración.


De nuevo la misma ropa. El pantalón que ya me odia, la camiseta descolorida y esta barba desordenada que utilizo como estrategia para no empuñar una afilada cuchilla.


Camino sin espuelas porque no me gusta hacer ruido, tampoco el silencio atascado, pero mucho menos las voces enfermas. Me distrae el run run del microondas y me pierdo en historias de miradas aplastadas contra la pared. Sufro la emboscada de mi soledad.


Busco albergue para mi esperanza pero me apaleo contra el viento. Esto es un aeropuerto sin aviones. Deseo volar pero hoy tampoco saldrán vuelos. Entonces la soledad escribe sobre mis manos. Mis ideas hirientes se desploman sobre el papel. Las ideas siembran letras. Me disfrazo de sal. Pero soy pálpito viejo.


No me queda otra que volver a inventar. Los aviones, sus alas, el mundo que sobrevolar. Miro a mi interior cómo se elevan mis sueños y no entiendo por qué ahí afuera solo se vive acurrucado o a rastras. Volveré a rascar con el rastrillo. Mis rodillas no aguantan el peso de la estupidez.


La osa Mayor osa pedirme una conclusión. Soy inconcluso. Le digo. Simplemente llego al final de este principio, que es volver a andar. Eso sí. Me llevo de este último día lo mismo que me traeré mañana. Una vida que en la medida que me dejan, hago lo que me da la gana.


Paco

viernes, 16 de julio de 2010

Todavía queda luna

No impacientéis, hay

para todas, para todos,

todavía queda luna

la luna de siempre

a la que miramos tiernamente

la que nunca te miente

la que escribe con su mirada

tu cuento de buenas noches.


No impacientéis

todavía quedan lunas

para los poetas de la noche

para los aventureros de la soledad

los mordidos por el amor

los tullidos de corazón

y hasta para los

cazadores de libertad.


Todavía queda luna

para todas y para todos

para los eternos enigmáticos

los hijos de lo bohemio

los escavadores de esperanza

los veladores del misterio

los desmaquilladores de tinieblas

los malabaristas del papel

Ah ¡ y luna para los amantes,

esos que despedazan sus cuerpos

y se olvidan

de la niebla del rumor

para esos que hacen

el amor

y no

la guerra

quedan incontables lunas.


Todavía queda luna

para los escritores

y los que escriben a los escritores

los que depositan sus sueños

en la otra cara del día

los que deportan la avaricia

los que se aíslan sin saber por qué

y los que se extrañan en el espejo

y quedan lunas, por supuesto

para los que esconden

su ira

y la amordazan

con la tela de su alma.


Todavía queda luna

para los que al levantarse

se encontraron con la ilusión descolorida

y para los que se durmieron sin sueños

y perdieron su último tren

hacia ciudad Imaginación,

y quedan lunas

sobre todo

para las mujeres

a las que solo os queda

ese medio café

que comparte el tiempo

con la soledad

y el miedo

las que se sienten especiales

por tener la capacidad

de darle a la humanidad

una oportunidad más

todavía queda luna


sobre todo para ti, mujer,


la luna, ay la luna

que simboliza a la mujer

y la ama desnuda

con cada mirada

con cara ternura

luna sin cadenas

que lucha contra el lobo del poder

no lo enfurece, ni lo enloquece

simplemente lo desatiende

pegada a la sombra de las estrellas

huyendo del sol

sin que nadie se entere

urdiendo la estrategia

de escapar en libertad.


Pero eso sí, corred rápido

corred a amarla

con vuestros ojos de suspiro

porque parte de ella

ya ha sido arrasada

por la ira cósmica

y la otra parte

desgraciadamente

ya está en venta.


Paco

jueves, 15 de julio de 2010

Creer en lo imposible

Creer en lo imposible
caer de rodillas
y alzarse partido en dos
presumiendo de dos corazones
de dos ilusiones
de dos victorias por hilar.

Creer en lo imposible
inventando mundos
inventando utopías
desmigajando sueños
de voces estrangulables
en noches irrealizables
no existe miedo superior
que lo que uno se niega a ver
cruzar el centro del ojo
con un cuchillo oxidado
hurtarle al corazón sus sueños
y seguir creyendo que eres libre,
corazón sin sueños
cansado, preso, muerto, de latir
siempre hacia atrás
de esperar que decidan por él,
corazón sin sueños
para una flota de besos secos.

Paco

martes, 13 de julio de 2010

Domando la voz

En esto se encuentra la voz

en un punto preciso y concreto

abriéndose paso

a empujones

entre fonema y fonema

esperando ser desenjaulada

esperando abrigarse

entre palabras protesta.


Gritan los huesos

desde dentro

iluminados por la

interminable antorcha

que impiden que mis labios

mueran presos.


Un mundo propio

de alaridos y versos

compone su ruta

y piádese mi rabia

de la vena insulsa

que no ladre

piádese por favor

de este último grito

silencioso

como su temor.


Paco

lunes, 12 de julio de 2010

Yo solo se

Yo solo se
que la vida es una orquesta de sentimientos
que unas veces suenan, van y vienen
pero en cambio, otras,
se quedan para matarte.

Yo solo se
que la muerte es una miedo saltarín
que unas veces va y viene
pero en cambio, otras,
se queda para cazarte.

Yo solo se
que quien habla es porque tiene voz
que quien escribe es porque tiene algo
que contrar,
que quien escucha es porque desea
aprender algo nuevo
y el que da un abrazo
es porque tiene algo que compartir.
Amor.

Yo solo se
que la vida y la muerte
hablen o callen
están hechas para ser escuchadas
para ser vividas
para no tenerles miedo.

Yo solo se
que si vives con miedo
entonces estás muerto
yo solo se
un poco de eso.

Paco

domingo, 11 de julio de 2010

Suéñame despierta

Suéñame despierta

háblame en silencio


descomponiendo este

mi jugoso cuerpo

en parcelas de alegría

y placeres resueltos.


No hables

besa con tu fina boca

esta materia enamorada

que es mi piel

sin cristales


el reflejo del viento

y los acordes de estos

nuestros labios

pueden con todo

todo es tu y yo

al fin y al cabo

todo es

un poco más que nada..


En un presente

de manos y sueños

no existen más hechizos

que tus ojos

y los míos

otorgando de brío

amoroso

picoteado por nuestro corazón

esta desengrasada historia

de sentimientos encuadernados.


Sueña despierta

y corre despacio


somos nocturnos náufragos

de esta vida despiadada

pero nuestras bocas

tapiarán el grasiento egoísmo

descomponiendo nuestros cuerpos

en una única parcela de placer.


Paco

viernes, 9 de julio de 2010

Quiero ser algo

Susurra el agua en silencio
dibujando en su clara calva
el cielo nublado y necio
camina el viento a desgana
sientiéndose vómito atrapado
en la garganta de dios
muero aquí mismo, aunque
sea por un tiempo determinado
con mis manos llenas de dolor
mis ojos mojados por la tristeza
y mi corazón encharcado
de sangre sin esperanza
aunque no lo pareza
sigo siendo algo
algo masticado
por los dientes
de sus propias larvas
pero sigo siendo algo
quiero ser algo
no se el qué
pero quiero ser algo
para no ser un viejo juguete
en manos de la terca tristeza.

Paco

sábado, 3 de julio de 2010

Horizonte con cristales

Si el horizonte
está lleno de cristales
solo existen
dos opciones:
o barrerlos
o saltarlos.

Paco