"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

jueves, 5 de agosto de 2010

Desencanto amoroso

Qué gangrenoso frío encoge tu pecho

cuando el amor sin viento calla

y las ruinas de tu felicidad

procrean escombros empolvados

secando cada una de tus venas.


Tú que te haces el muerto

pero nada puede soportar

el dolor de grito adentro

gimes colapsos de plañidos

deseando ser espíritu en pena

sin plumas ni pulmones

y sobre todo

sin corazón y sus golpes.


Luego de nuevo regresa el amor

y sacudes el polvo de las lágrimas

recuerdas que el dolor

tan solo está en punto muerto

esperando su turno

cual fantasma rencoroso

y sin saber por qué

yaces a manos del miedo.


Temes volver a despertarte

en las rudas sábanas del desamor

enlazar soledades

tejiendo telarañas en tus labios

y envejecer

en ciento una eternidades.


Pero piénsalo bien

en esta vida

el amor no puede ser nunca

un arma de destrucción masiva.


El amor simplemente va y viene

con el único propósito

de disfrutarlo cuando se tiene.


Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario