"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

martes, 24 de agosto de 2010

He visto

He visto engordar mis nauseas hasta límites insospechados, he visto morir un niño lentamente dentro de mi corazón, he visto tumbarse el mundo a los pies de un Dios y a Dios, lo siento, nunca llegué verlo.


He visto la enferma intensidad con la que los necios inexpresivos de corazón se creen superiores a otros y otras, he visto morir la especie humana en un charco de semen expandido por su propio Dios, he visto a los renegantes del concepto humano, a los que se impusieron a sí mismos el desorden de los hilos de su corazón. Corazón, no te he visto en tales mares. ¿Qué precio te pusieron?


He visto pasar los días sin darme cuenta, la gente muriéndose en su propio saqueo emocional, desgarrándose la piel para ofrecerse diferentes, para ser un caótico católico, para ser un extremo de una cuerda que poco le resta para cortarse, para ofrecerse en cuerpo y alma a otra voz diferente, y los no-religiosos, ay ¡ Esto no va de religiones, esto va de que he visto que todo se nos va, que nos vamos, diría yo que nos hundimos…


He visto palidecer el rostro del futuro, encorvarse en teorías cuánticas para hacerse complicada nuestra llegada, temeroso futuro, desalentado, y he visto desencaminado y lleno de tinieblas el sueño de las personas vivas, los muertos se ríen, cuanto desperdicio en tan poco tiempo, qué pena, dicen, que no sepan vivir.


He visto el mundo que la manipulación ha inventado, lo he vivido, en él estoy, de intransitable razonamiento, y por cada azada que infrinjo al terreno que voy pisando, me surgen surcos diferentes, pero mi vida no quedará sepultada bajo este carbónico mundo de desechos, mi vida, que ya la tengo muy vista, sigue de frente en este imprevisto y anárquico código de pensamiento. Este soy yo, y poco más hay.


Paco


No hay comentarios:

Publicar un comentario