"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Hablar

¿Quién no habla a solas con

el café, mirando nada

y escuchando el todavía eco

de sus últimos sueños?


¿Quién no habla consigo mismo

para entender también un poco

del por qué acuchillado instinto?


¿Quién no rompe el silencio

con palabras presas de la necesidad

de querer encontrar su propia tumba?


¿Quién no habla por hablar

simplemente por matar

ese silencio incómodo

que no sirve para olvidar?


¿Quién no habla frente al espejo

para asegurarse que sigue vivo

y confirmar que no hay hechizo

para eso de verse viejo?


¿Quién no habla a solas con

la vida, preguntando por qués,

confirmando lágrimas,

afirmando adioses,

y retomando esperanzas?


¿Quién no habla consigo mismo

si de verdad anhela sentirse vivo?


Paco

2 comentarios:

  1. yo, todo el tiempo...así crezco. me conozco, me censuro,me libero y sobretodo reflexiono sobre cómo mejorar el micro-mundo que me rodea.
    siempre es agradable leerte, Paco.

    Te envío un abrazo desde mi rincón en las arenas del Plata.

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo Sandra, hablando con nosotros mismos es como podemos comenzar a caminar, porque la gente tiende a juzgar a otras personas cuando ni tan siquiera se conocen a ell@s mism@s. Hablar con uno mismo suele asociarse a "locura", pero en cambio, es el principio del camino para conocerse a si mismo. Y qué bonito es hacerse compañía cuando uno está solo. Estoy muy de acuerdo en todo lo que pones, sobre todo en reflexionar.

    ResponderEliminar