"- Tu profecía, poeta. ; - Mañana hablarán los mudos: el corazón y la piedra".

ANTONIO MACHADO

jueves, 16 de septiembre de 2010

Las reglas del juego

Como una anguila en un bidé

desahogo mi rabia a base de coletazos

encolerizados, la música rompe el muro

que corta mi saliva

y llega hasta mi boca el sabor de la esperanza.

los desaparecidos siguen siendo desaparecidos

porque oficialmente no son muertos

por eso son desaparecidos

y la vida me rodea de desaparecidos

enseñándome una vez más

que ante todo debo ser yo.

Desaparecido parece va mi descanso

en esa barquita que se introduce

en la alta mar

y que los filos del frío horizonte

parte en dos.

Rompo a pensar en la infranqueable autoridad

de un día en ruinas, su no va más,

sus cartas marcadas, su victoria anticipada.

El día me dice a qué jugamos

escribe las reglas del juego

a quien le toca ser esta vez el perdedor,

rostros inflamables, bocas que se sienten

desgraciadas, y solas, ojos medio muertos

intentando sobrevivir en los suburbios del insomnio,

lágrimas extraídas con alicates, y yo ya

cansado de ver

que a la gente no le han enseñado a amar.


Espere un momento, quizás otro día.


Echo de menos el caos de una fría botella

de vodka, sus delirios justificados,

sus yagas en mi corazón

su libertad a traición

su resaca puntual.

Y aunque parezca mentira

echo de menos al niño

que soñaba con ser adulto,

aunque parezca mentira

echo de menos al niño

que jugaba rompiendo reglas.


Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario